Cultura

El director general de la SGAE declara como imputado por desviar fondos a Caco Senante

Logo de entidad. Imagen: SGAE

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata interrogará este lunes en calidad de imputado al director general de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Enrique Gómez Piñeiro, para interesarse por los pagos supuestamente irregulares que la entidad realizó a una sociedad del músico Caco Senante.

Gómez Piñeiro, que declarará en el marco de la pieza principal de la causa en la que se investigan la supuesta desviación de fondos que se produjeron bajo la presidencia de Eduardo 'Teddy' Bautista, está imputado por los delitos de falsedad, apropiación indebida y/o administración desleal.

El juez señala que los hechos investigados se produjeron cuando Gómez Piñeiro ocupaba el cargo de director de Comunicación Pública de la entidad y pudo producirse una "ilícita salida de fondos" a favor de Senante por medio de "una remuneración periódica indebida".

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 considera, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que la práctica de la declaración es "procedente" para "la averiguación de los hechos y presuntos delitos" que se persiguen en "la presente instrucción".

Una decena de imputados

Los dos principales imputados en esta causa son el exdirector de la filial digital SDAE, José Luis Rodríguez Neri, y el directivo de Microgénesis Rafael Ramos, que recuperaron la libertad en agosto y julio de 2011, respectivamente tras depositar sendas fianzas de 300.000 y 150.000 euros. El juez les atribuye la comisión de delitos de apropiación indebida y administración fraudulenta, a los que se suman un delito societario en el caso de Neri y otro de alzamiento de bienes en el de Ramos.

También fueron imputados Eduardo 'Teddy' Bautista, expresidente de la SGAE; los cantante Caco Senante y José Ramón Márquez Martínez, 'Ramoncín'; Enrique Loras, exdirector general de la entidad; Ricardo Azcoaga, exdirector financiero; Elena Vázquez, principal accionista de Microgénesis; y Celedonio Martín, director financiero de esta empresa.

El juez también dirigió la acción penal contra tres familiares de Ramos -su esposa, María Antonia García Pombo; su cuñada, Pilar Eva García Pombo; y su hija, Sara Ramos Vázquez- y otros dos de Rodríguez Neri -su hermana, Juana Cristina Rodríguez Neri; y su hija, Leticia Rodríguez Álvarez.

Según la investigación de Ruz, Bautista "autorizó, consintió e impulsó" la trama defraudatoria desarticulada en la conocida como 'operación Saga', que había sido ideada por Rodríguez Neri. En el fruto de esta actividad presuntamente fraudulenta, la SGAE invirtió "importantes sumas de dinero sin obtener a cambio la esperada rentabilidad para sus socios" a través de una red de empresas vinculadas a la sociedad digital, entre ellas la mercantil Microgénesis, que controlaba el propio Rodríguez Neri.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin