Cultura

La orden de San Juan de Dios, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015

Símbolo de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Imagen: Wikipedia

La orden de San Juan de Dios, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015, es el último de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias.

A este Premio han optado un total de 27 candidaturas, procedentes de Alemania, Argentina, Colombia, Dinamarca, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irak, Irlanda, Italia, Jordania, Líbano, Lituania, México, Nueva Zelanda, Países Bajos, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Rumanía, Tailandia y España.

El Premio está dotado con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Este es el último de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su XXXV edición.

Reconocimiento a su labor asistencial

El jurado encargado de otorgar el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015 ha decidido concedérselo a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHJD) "como reconocimiento a una ejemplar labor asistencial desarrollada a lo largo de cinco siglos".

Los miembros del jurado que ha leído el fallo a las 12.00 horas en el Hotel de la Reconquista de Oviedo han valorado que la OHJD, que está presente en más de 50 países, "se centra en los difíciles momentos que hoy vive el mundo, en cuestiones tan sensibles como la epidemia del ébola, las crisis migratorias y, en general, la protección de las personas más desfavorecidas y en riesgo de exclusión".

El jurado ha estado integrado por Íñigo Abarca Junco, Ramón Aguirre Rodríguez, Fernando de Almansa Moreno-Barreda, Vizconde del Castillo de Almansa, José María Arias Mosquera, conde de Fenosa, Rosa Isabel Aza Conejo, Adolfo Barthe Aza, Antonio Basagoiti García-Tuñón, Antonio Brufau Niubó, Isidro Fainé Casas, Pedro Luis Fernández Pérez, José Antonio Fernández Rivero, Emilio Ferré Solé, Francisco de la Fuente Sánchez, José Luis García Palacios, Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, Antonio Huertas Mejías, Alicia Koplowitz Romero de Juséu, Marquesa de Bellavista.

Wenceslao López Martínez, Teresa Mallada de Castro, José Oliu i Creus, María del Pino Calvo-Sotelo, Mariano Puig Planas, Matías Rodríguez Inciarte, Pedro Sanjurjo González, Antonio Suárez Gutiérrez, José B. Terceiro Lomba, Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, Ángel Antonio del Valle Suárez, José María Villanueva Fernández, Santiago de Ybarra y Churruca, conde de El Abra, presidido por Javier Fernández Fernández y actuando como secretario Pedro de Silva Cienfuegos-Jovellanos.

Dedicado a los fallecidos por ébola

La Orden San Juan de Dios, reconocida hoy con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, lo ha dedicado a la sociedad por su apoyo y a todas sus pacientes, especialmente los de ébola, y ha recordado a los hermanos Miguel Pajares y Manuel García Viejo y los 18 colaboradores muertos por la enfermedad.

El presidente de la Fundación Juan Ciudad, Miguel Ángel Varona, ha agradecido la distinción y ha recordado a todos los religiosos y colaboradores que forman parte de la orden en los 55 países donde está presente, principalmente de África y América.

Varona ha reconocido que las circunstancias de la muerte de dos misioneros de la orden a causa del ébola en 2014 ha influido en la concesión del premio, pero también significa llamar a la atención sobre la labor que, en general, hace la ONG San Juan de Dios en 330 centros de asistencia sociosanitaria. Por último, ha comentado que la dotación del premio se dedicará seguramente a a seguir combatiendo el ébola.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nicaso
A Favor
En Contra

Bien merecido. De vez en cuando se acierta con los premios y este caso es uno de ellos.

Puntuación 0
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Rey Robert
A Favor
En Contra

Aquí en Navarra, en el hospital de la orden de San Juan de Dios, la comida es una porquería y todo el mundo se queja. No ponen bevida, hay que salir a por agua. Las TV son de pago, es cutre, desfasado, es, a mi entender, el peor hospital de toda Navarra. Eso sí, tienen una capilla espectacular.

Yo soy católico y siento asco. Los curas a sus oraciones y los profesionales de la salud a gestionar los hospitales.

Puntuación 0
#2