Buscar

Miguel Ángel Aguilar, premio Couso: "Las libertades siempre están amenazadas"

EFE
26/04/2016 - 17:52

Santiago de Compostela, 26 abr (EFE).- En una llamada telefónica, el periodista Miguel Ángel Aguilar ha recibido hoy la noticia de que es el ganador de la XII edición del premio José Couso de Libertad de Prensa, un galardón que supone para él "un compromiso, un honor y una gran alegría", y que acoge bajo el mensaje de que "las libertades siempre están amenazadas".

Aguilar (Madrid, 1943) apunta, en una entrevista con Efe, que "mucha gente no simpatiza con las libertades porque limitan su desaforada pretensión de monopolizar el poder y de dirigir la situación", de manera que están amenazadas "en unos casos de manera más evidente y en otros de manera más sinuosa".

"Tanto la libertad de expresión como la de prensa están sometidas a los agentes de la intemperie y no se alcanzan de una vez para siempre. Los periodistas tienen el deber irrenunciable y permanente de intentar su plena vigencia y evitar por todos los medios que se oxiden", ahonda el experimentado profesional.

El actual secretario general de la Asociación de Periodistas Europeos inició su andadura profesional en 1967 en el diario Madrid, fue director de Cambio 16 entre 1978 y 1980, año en el que entró a trabajar en el diario El País, y de 1986 a 1990 dirigió la Agencia EFE.

Considera que la situación del oficio en la actualidad "induce preocupación", algo que cree que se deriva del "deterioro de muchos de los medios que han dejado de cumplir sus deberes y que han desertado de estar presentes en los acontecimientos" y que, añade, se encuentran "muy condicionados por el dinero y por el poder".

Aguilar, que desde septiembre pasado es presidente editor del semanario Ahora, fue cesado de El País en noviembre de 2015, coincidiendo en el tiempo con un reportaje del periódico The New York Times sobre la prensa española en el que criticaba que en el diario algunos periodistas se marchaban "a veces incluso con la sensación" de que la situación había alcanzado "niveles de censura".

"Esas declaraciones tampoco fueron ninguna heroicidad. Dije sencillamente lo que pensaba sin que fuera consciente de que incurriera en un riesgo", zanja en este momento, y añade que su despido fue "un error del periódico", aunque esto no le va a llevar a incluirse en el "victimato que describe Sánchez Ferlosio" o en la "cofradía del Santo Reproche" que canta Sabina.

El periodista desconoce si sus palabras para el reportaje del diario norteamericano guardan relación con el otorgamiento del premio, pero reitera, como ya dijo en otras ocasiones, que no fue "consciente" de que incurría en "algún desacato" y concluye que no va acompañar "el error" tomándose "alguna extraña revancha".

Por otra parte, Aguilar ironiza afirmando que el premio Couso "puede suponer una preocupación y un signo de decadencia" porque quiere decir que ya lo están viendo "para el homenaje", aunque aguarda que dicha suposición quede "desmentida" porque se encuentra "muy bien, como para tomar la salida en la carrera".

El periodista destaca de Couso, cámara de televisión que murió en la guerra en Irak, que fue un profesional que "tomó la buena dirección", que no es otra que la de "servir la información a la audiencia y no andar con cálculos excesivos sobre los riesgos que tomaba", por lo que además resalta, en términos militares, que el gallego estuvo "en los puestos de mayor riesgo y fatiga".

"Todos los periodistas de primera línea de combate tienen mi admiración y mi respeto en la medida en la que intentan comunicar lo que está pasando y no convertirse en protagonistas de la noticia. No se interponen entre la noticia y sus receptores naturales", resalta.

Por último, acerca de su trayectoria profesional, Aguilar comenta que ha tocado "todos los palos, algunos con más intensidad que otros" y se define como un periodista cuyo "hábitat más frecuente" es la prensa escrita de información nacional y política, pero también menciona que ha hecho información internacional, así como colaboraciones en la radio y en la televisión.

El próximo 3 de mayo (Día Mundial de la Libertad de Prensa) en el teatro Jofre de Ferrol, el madrileño pasará a formar parte de una escueta lista de dueños de un galardón que suma su duodécima edición.

Este año ha sido seleccionado por delante de la periodista de investigación Anas Aremeyow Anas, el fotoperiodista Jesús Blasco de Avellaneda, la periodista Anabel Hernández, la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras, la periodista Olga Rodríguez y el periodista Alberto Sicilia.