Cultura

Colocan un bypass a Rafael Serna, que pasará 48 horas más en UCI

Madrid, 13 jun (EFE).- El novillero Rafael Serna se encuentra ingresado en la UCI de la clínica San Francisco de Asís de Madrid después de la segunda intervención practicada esta madrugada para colocarle un bypass para reparar la arteria pedia del pie derecho, que se quedó sin pulso tras la gravísima cornada de ayer en Madrid.

Así lo ha confirmado a Efe el doctor Máximo García Padrós, cirujano jefe de la plaza de Las Ventas y encargado de seguir la evolución del joven sevillano, que deberá pasar 48 horas en UCI, aunque haya pedido a su entorno que lo pasen a planta a lo largo de la mañana "porque quiere ver el partido de fútbol de España".

No obstante, los médicos, que han confirmado que su vida no corre peligro, ven esa decisión demasiado precipitada, ya que Serna ha pasado la noche "muy fastidiado, con fortísimos dolores en la pierna y apenas ha podido dormir nada", ha desvelado también a Efe su jefe de prensa, Emilio Trigo.

A pesar de ello, la evolución del torero, de 21 años, es "positiva", añade Trigo, ya que "no ha tenido fiebre y ha recuperado el pulso y la sensibilidad en el pie derecho".

Eso se debe a que la exitosa intervención a la que ha sido sometido esta madrugada por espacio de cuatro horas ha consistido en colocarle un bypass en la pierna, "un injerto de vena de la otra pierna en la arteria que quedó sin pulso, provocando que se quedara sin sensibilidad ni movilidad en el pie", ha añadido también Padrós.

"Así y todo todavía hay que esperar para ver la evolución, que, de momento, es buena. Estas lesiones vasculares severas son muy complicadas, pero el trabajo que hicimos en la enfermería para estabilizarle, cortarle la hemorragia y suturar las venas rotas (femoral y safena) y la intervención posterior en el hospital hacen presagiar que todo va por buen camino", ha confesado el galeno.

Rafael Serna, de 21 años, resultó cogido al entrar a matar del sexto novillo, de la ganadería de Guadaira, en el festejo celebrado ayer en Las Ventas, el cual le cazó de lleno con un derrote seco y certero en el muslo derecho, provocándole una fuerte hemorragia en la pierna.

En la enfermería de la plaza fue intervenido en primera instancia de: "cornada en tercio medio, cara interna del muslo derecho con rotura de venas safena y femoral, y contunde arteria femoral y nervio crural con ausencia de pulso en arteria pedia. También contornea el fémur y alcanza la cara externa del muslo, de pronóstico muy grave".

Por su parte, el otro herido en la novillada de ayer en Las Ventas, el colombiano Guillermo Valencia, también evoluciona "positivamente" en una habitación de planta de este mismo centro hospitalario de la grave cornada de 10 centímetros que sufrió en el escroto, y que afectaba a la uretra y alcanzaba el pubis.

"Valencia también va según lo previsto. No ha tenido fiebre y, más o menos, ha podido descansar algo. A lo largo del día pasarán a verle los servicios de urología del San Francisco de Asís para hacer un diagnóstico más preciso, pero su evolución es también buena", ha concluido Padrós.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin