Buscar

"A pesar de los canallas, esta isla sigue en pie", afirma la escritora mallorquina Bárbara Pastor

23/09/2008 - 14:38
Cotizaciones relacionadas
BANCO PASTOR 3,50 0,00%

En 'El secreto del Mediterráneo' se sirve del mural de Barceló en la Catedral para tejer una intriga con "personajes reconocibles" PALMA DE MALLORCA, 23 (De la enviada especial de Europa Press, Elena Mencía) La escritora mallorquina Bárbara Pastor presentó hoy su novela 'El secreto del Mediterráneo' (Ediciones B), un libro de intrigas en el que, pese a ser ficción, podrían estar reflejados algunos "personajes reconocibles". Pero tendrán que ser los lectores quienes saquen sus propias conclusiones. El mural de terracota realizado por Miquel Barceló en la Catedral de Palma de Mallorca le sirve a la autora, doctorada en Filología Clásica, para entretejer una historia en la que la venganza, la codicia y el afán de poder son los protagonistas.

PASTOR (PAS.MC) que realizó hoy un recorrido por los escenarios mallorquines de 'El secreto del Mediterráneo', novela que transcurre entre Palma de Mallorca, Florencia y Barcelona, introduce en una intriga a los lectores iniciando su novela con el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre desnudo flotando sobre las aguas del mar. Ariadna Gaspí, la protagonista, es una historiadora del arte que nada más llegar a la isla se encuentra con este suceso en las páginas de los periódicos. ¿Quién ha matado a este hombre?

"Los canallas callan este asesinato, porque se trata de un clérigo homosexual", señaló la autora, quien espera que los lectores de 'El secreto del mediterráneo', en el que rebosan las referencias al Arte, al concluir su lectura "sientan la emoción de que, a pesar de los canallas, esta isla (Palma de Mallorca), sigue en pie". "Cosas como ésta, sólo pueden pasar en la isla silenciosa", afirmó Pastor, que por primera vez escribe novela.

El mural de la Seu, realizado por Barceló en la capilla de San Pedro, es "la clave" de la novela. Esta intervención artística, de gran complejidad técnica, recrea el fondo imaginario del mar y la superficie de un huerto, mediante 2.000 fragmentos modelados por el artista

Pero en la obra, el nombre del autor de una obra semejante, que levanta la polémica en la isla, casualmente coincide con las iniciales de Miquel Barceló. El artista ficcionado es Marquel Bonnín. "Es el autor de un mural en el que aparecen peces y panes, pero está relacionado con la Adoración de los Reyes Magos. ¿Y quiénes son los reyes magos del siglo XXI?", se preguntó la autora, quien consideró que el artista de su ficción realiza una obra que es "una metáfora".

Pastor, quien hizo su propia interpretación del mural del ábside lateral de la Catedral de Palma, señaló que en su novela, la supuesta fecha impresa en dicha obra (7-7-03), no es tal, sino que son letras, cuya interpretación le servirán a la protagonista de la novela para llegar "al cementerio en el que, durante décadas", han estado escondidos unos cuadros. "Es una mezcla de realidad y ficción", no se cansó de anotar la escritora, que en 1995 ganó el Classical and Modern Languages and Literature Award por sus publicaciones en el campo de la filología griega y latina.

LA IMAGEN DE LA MISERIA

La escritora, quien en algún momento dijo no conocer a Barceló, y, en otros, dejó caer que "quizá" hubieran jugado de niños a las canicas juntos, precisó que, en la obra de arte "ficcionada" de su libro, "el artista hace una denuncia, un acto de venganza, el gol más brutal que mete en su vida". "Es una crítica a la Iglesia, porque el pan es la imagen de la miseria", consideró Pastor, quien pese a todo quiso recalcar que su libro no es más que "un juego literario con base en la realidad". "Están reflejados lugares reales pero sería terrible que alguien se sintiera aludido, ¿no?", prosiguió en un tono de ambivalencia, que no abandonó en ningún momento.

En su novela también hay espacio para la Ley de la Memoria Histórica, que, según consideró, está reflejada en el mural de la Seu, en la imagen de un pulpo. "Todo se resuelve en lo que yo llamo epílogo censurado del libro", agregó una autora que ha querido reivindicar la memoria histórica a través de una historia de "venganzas", en la que el hombre poderoso de la isla se hace llamar Molferrut. "Es humillante que haya bastardos y canallas que harán que esta isla deje de estar en pie", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias