Cultura

Viñetas desde o Atlántico arranca para mostrar el lado más social del cómic

A Coruña, 8 ago (EFE).- El salón internacional del cómic Viñetas desde o Atlántico ha arrancado hoy para mostrar "la sensibilidad social aparecida en la banda diseñada en los últimos años", según ha explicado su director, Miguelanxo Prado.

El Kiosco Alfonso acoge durante toda esta semana la exposición principal del evento, que cumple diecinueve años, de la mano de Cristina Bueno, Ramón Marcos, Jorge González, Daniel Torres y el Corto Maltés de Díaz Canales y Rubén Pellejero.

En el Palexco se pueden ver las obras de Chris Claremont, Nadar, Canales y Daniel Torres; en la sala Salvador de Madariaga está el trabajo de Kiko da Silva y Fernando Llorente; en el Ágora hay ilustraciones de Jano; María Pita acoge "Miguel en Cervantes. El retablo de las maravillas", y la Torre de Hércules completa el cartel con Keko.

Durante la apertura oficial del evento, Miguelanxo Prado ha llamado la atención sobre la "línea central" de Viñetas desde o Atlántico en esta ocasión, que es la "sensibilidad social aparecida en la banda diseñada en los últimos años".

La parte social "tiene una presencia clara y evidente en la programación de este año", pero "esa selección no es predeterminada" sino que los organizadores del salón no han querido "pasar por alto" un tema "mayoritario" y han querido "subrayar lo que es la realidad".

El propio Chris Claremont, guionista de la Patrulla-X o X-Men, introduce "una de las revoluciones" en su "universo mutante" con "contenido de tipo social", pues en las "historias de superhéroes se habla por primera vez de exclusión social, de xenofobia, de racismo y de desconfianza hacia lo diferente".

"Incluso trata la responsabilidad del poder y dice que, cuando no se ejerce correctamente, no puede quedar impune. Todo esto encajó perfectamente desde ese punto de vista en la programación", agrega.

Tendrán un papel destacado el Corto Maltés, en su regreso, y Jano, que trata sobre la figura de Manuel María en la selección de obras que recoge el Ágora.

Prado ha recordado este lunes que Viñetas desde o Atlántico no nació con la idea de "competir" con salones como los de Barcelona, Granada o Avilés, sino que "pretendió siempre complementar esa maquinaria que mueve a todos" con el objetivo de "promocionar y expandir la banda diseñada".

Para él, la banda diseñada es un "medio de creación, de información, de cultura, de arte, que sirve para reflexionar y para divertirse", por lo que deja la "puerta abierta" a "todo tipo de interesados" que tienen "cabida en esa pluralidad".

"Durante estos diecinueve años hemos conseguido interesar a mucha más gente de los ya convencidos de que el cómic vale la pena. El ochenta por ciento de nuestros visitantes no son lectores habituales y cuando llegan se muestran sorprendidos de todo lo que se hace en cómic. Tenemos ese trabajo de proselitismo", añade.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin