Cultura

Pérez-Reverte ajusta cuentas con el académico Paco Rico al que acusa de "manosear" el Quijote y de pesetero

  • Rifirrafe entre dos académicos, antaño con "respeto mutuo"
Arturo Pérez-Reverte. Imagen: Reuters

Batalla entre dos académicos de la Lengua. Uno, Arturo Pérez-Reverte, letra T de la Real Academia de la Lengua, otro, Francisco Rico, letra Q. La razón de la contienda: las versiones dialécticas de la lengua y el aprovechamiento crematístico de la misma. El pasado 14 de octubre, Rico llamaba al escritor, periodista y académico "alatristemente célebre productor de best sellers", mientras que este martes Reverte determina que "unos publicamos novelas con más o menos fortuna y otros manosean Quijotes sin rubor y a destajo". Habrá polémica para largo.

La semana pasada Francisco Rico se despachaba con un artículo titulado Los académicos y la académicas, texto que le servía de pretexto para recordar el día que Pérez Reverte "pidió amparo a la Academia frente a la supremacía de unos profesores de imponer en las aulas los 'todos y todas', los 'madrileños y las madrileñas', demás prevaricaciones, cuando la RAE no tiene por qué entrometerse en una cuestión política, pues su labor es la de registrar la Gramática".

"Pero él -rebate Rico a Reverte- no deja de incurrir a su modo en el ridículo desdoblamiento de género. Y él dice que en la RAE hay hombres y mujeres de altísimo nivel, y también, como en todas partes, algún tonto del ciruelo y alguna talibancita tonta de la pepitilla. (Gloso en latín el último sustantivo: pudienda muliebris.) En ese contexto, advertimos que el primer 'gente' es un rodeo del mismo tipo que 'la ciudadanía' para evitar 'los ciudadanos' y que en seguida viene el palmario desdoblamiento hombres y mujeres".

Los razonamientos personales de Rico son los que han suscitado la respuesta y el artículo que este martes publica Arturo Pérez-Reverte en El País, Paco Rico, autor del 'Quijote'. Reverte considera que el texto de Rico, "sorpresa de lectores y amigos" no se fundamentan en una discusión intelectual, sino más bien en una "biliosa virulencia" sobre su persona.

"Sorpresa para propios y extraños, ante un texto irrespetuoso y agresivo, venenoso incluso", cree Reverte que el pretexto aparente del "destacado cervantista" pudo ser "un artículo suyo titulado No siempre limpia y da esplendor sobre ciertas actitudes pasivas de la RAE que personalmente desapruebo y que también Francisco Rico, al menos hasta ahora y delante de mí, ha desaprobado toda su vida".

En ese artículo, explica al escritor, "hace dos años, y de forma desinteresada y cediendo todos los derechos editoriales de la RAE, hice, con la muy valiosa colaboración del excelente filólogo Carlos Domínguez Cintas (que participó también, en la conocida y soberbia edición de El Quijote anotada por los colaboradores de Paco Rico), una versión del texto cervantino, adaptada a uso escolar, aligerada de ciertos pasajes, relatos y digresiones". Porque, concreta, "mi intención natural para ese Quijotillo académico del texto tan magníficamente fijado por el profesor y su equipo, y así se lo dije. Sin embargo, y para mi estupefacción, Paco Rico me preguntó qué pasaba con sus derechos de autor. Le dije que no había derechos a cobrar por parte de nadie, que se trataba de aportar ingresos a la Academia, y él se negó: 'Ya hablaremos', dijo. Hasta hoy. Decidí por tanto mandarlo a paseo y utilizar el texto de nuestra edición cervantina de 1780?, donde el éxito fue enorme, y nuestro Quijotillo ha vendido hasta la fecha unos 800.000 ejemplares y los derechos de traducción han sido adquiridos por varios editores, produciéndose unos modestos ingresos que a la RAE le vienen muy bien".

Sentencia Pérez-Reverte que en lo último relatado, radica lamentablemente, las principales claves del asunto? "Cualquier pretexto lo caza al vuelo. Cosa comprensible, por otra parte, habida cuenta de que el profesor, que asiste a muy pocos plenos de la Academia y solo atiende en ella a lo le conviene al bolsillo. Nada que objetar a eso, pues cada cual se busca las lentejas como puede. Pero en mi opinión, en el caso de Paco Rico, eso ha terminado por hacerle creer que posee una especia de derecho exclusivo, o de propiedad intelectual, sobre las palabras de Cervantes y Quijote".

Y sobre este punto crematístico, Rico "lleva fatal el intrusismo de quienes, aunque sea sin cobrar y para beneficio de la Academia, dentro o fuera de ella, interfieren en su negocio. Aunque en este caso, la palabra exacta debe ir en plural: negocios. Quizá en otro artículo (...) pueda extenderme con espantables y jamás imaginables detalles sobre el asunto".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin