Cultura

Emma Vilarasau entra en la cabeza de una mujer con depresión en "La mare"

Barcelona, 27 ene (EFE).- Emma Vilarasau interpreta a una ama de casa que cae en una depresión cuando llega al medio siglo de vida y ve como sus hijos y su marido la van dejando sola en "La mare", una obra "escrita desde dentro" que "viaja" por la mente de la protagonista, según ha explicado hoy la actriz.

"La mare" es una pieza inédita en España escrita por el francés Florian Zeller, autor también de "El padre", que protagonizó recientemente Héctor Alterio, y que permitía al espectador ver el alzheimer desde la mirada del que lo sufre.

Andrés Lima dirige de este montaje de "La mare", que se podrá ver en La Villarroel desde mañana hasta el 17 de abril y que "tiene previsto" estrenarse en Madrid en su versión en castellano, según ha dicho la directora de la sala, Tania Brenlle.

La obra narra el caso de una mujer concreta, Anne, "pero va más allá", según Lima, y aborda temas como la maternidad, el "síndrome de nido vacío" cuando los hijos abandonan el hogar, el dolor, la soledad, las relaciones de pareja de larga duración, el desamor, la pérdida y el duelo.

El tema del suicidio también sobrevuela la obra, ha añadido a Efe, porque "la inmensa mayoría de la gente que sufre depresión fantasea con la idea del suicidio y no es un tema que se deba silenciar".

A pesar de que la obra "es todo un drama, la ironía y el cinismo de nuestra sociedad" se cuelan en el texto, como ya pasaba en "El Padre".

"Es un montaje que suele gustar a los psicólogos, pero no es un tratado de psicología, sino que está escrito para el público, y consigue ser juguetona, a pesar de que tratar un tema muy doloroso", ha agregado.

Formalmente, el texto de Zeller "rompe estructuras dramáticas, de la misma manera que la protagonista se rompe por dentro".

Esta ruptura interna del personaje que interpreta Emma Vilarasau está simbólicamente representado tanto en el cartel de la obra como en la escenografía, que utiliza las formas geométricas y los juegos de espejos para conseguir que el espectador se sienta dentro de la mente fragmentada de la protagonista.

"Como un cuadro cubista que te muestra diferentes perspectivas de la realidad todas a la vez, así es la obra", ha señalado la actriz.

Sobre el escenario reina Emma Vilarasau, pero no está sola, aunque su personaje piense lo contrario, la acompañan Pep Pla en el papel de su marido, Óscar Castellví en el de su hijo y Ester Cort en el de las diferentes caras de las muchas mujeres que pasan por la cabeza de la protagonista: su hija, la novia de su hijo, la enfermera y la amante de su marido, entre otras.

"La verdad no está en los hechos, sino debajo de los hechos, y eso es lo que hemos intentado transmitir", ha aclarado el director.

En este punto, Vilarasau ha subrayado que "no es una obra realista" y "cada espectador puede hacer su propia lectura de lo que ve", pero, en su opinión, "las muchas perspectivas que muestra la obra son los muchos estados por los que pasa" la protagonista.

La actriz ha revelado que el texto le sedujo porque escarba en el fondo del alma humana, que es un tema que le apasiona, "como le tiene que apasionar a todo aquel que se dedica al teatro".

En esta ocasión interpreta a un ser humano "que vive en una constante sensación de mareo frente al abismo, que sienten como si la tierra se moviera bajo sus pies".

Además de disfrutar del talento interpretativo de Emma Vilarasau, "La mare" permite volver a ver a Pep Pla en su faceta de actor, diez años después de que la abandonara temporalmente, absorbido por su trabajo como director artístico del festival TNT y del Centre d'Arts Escèniques de Terrassa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin