Buscar

¿'Qué llevabas puesto' cuando te violaron? La exposición que intenta romper con el mito

5/10/2017 - 11:58
  • Llegó a recoger 40 atuendos de 40 víctimas de agresiones sexuales
  • Desmontar el mito de que hay mujeres que provocan la violación
Más noticias sobre:
El vestido de una de las víctimas de violación. Imagen: Jennifer Sprague

Después de una violación, casi siempre hay alguien (mujer u hombre) que añade el siguiente matiz: iba provocando con su ropa. Una agresión sexual jamás está justificada. Por eso, la Universidad de Kansas, en EEUU, ha dedicado una exposición, que lleva por título '¿Qué llevabas puesto?', a los 40 atuendos de 40 víctimas de agresiones sexuales.

La tendencia a culpabilizar a las víctimas de violación por su comportamiento o incluso por cómo se visten es algo más común de lo esperado. "Tratamos de romper el mito de que es suficiente con no vestirse así o que simplemente se puede erradicar la violación cambiando la forma de vestir", dice Jen Brockman, responsable de la exposición.

Los testimonios de las víctimas fueron recopilados entre estudiantes del mismo campus universitario mediante entrevistas, foros o redes sociales, guardando siempre el anonimato de las mismas. Aunque la exposición recogió 40 historias de violencia sexual, actualmente sólo 18 de ellas están expuestas. Las prendas colgadas no son exactamente las que llevaban las víctimas el día de la agresión, aunque se han elegido en base a sus descripciones.

"Unos pantalones caqui y una camisola, ese día tenía que hacer una presentación" o "Unos pantalones de chándal, una camiseta de la universidad y una gorra de béisbol" son algunas de las declaraciones de las víctimas.

En la exposición hay incluso un vestido de niña: "¿Qué llevabas puesto? 'Un vestido de verano. Meses después, mi madre se paró frente a mi armario y se quejó de que nunca me hubiera vuelto a poner más ninguno de mis vestidos. Tenía seis años", recoge uno de los carteles. En este caso, la víctima ya es mayor de edad, pero ha querido contar el trauma que pasó cuando era pequeña.

Asimismo, no sólo hay testimonio de mujeres, también los hay de hombres: "¿Qué llevabas puesto? 'Mi camiseta amarilla favorita, pero no recuerdo qué pantalones llevaba puestos. Recuerdo que estaba muy confundido y solo quería salir de la habitación de mi hermano y volver a ver mis dibujos'.

"Los visitantes de la galería pueden ponerse en el lugar del otro, tanto con sus atuendos como con sus historias. El objetivo es que lleguen a decir 'eh, yo tengo el mismo conjunto en mi armario", explica Brockman.

Pero además, la exposición sirve para concienciar a las propias víctimas que, a menudo, se consideran culpables de lo sucedido. "No es la ropa la que causa la violencia sexual, sino la persona que causa el daño", sentencia Brockman.

Comentarios 0