Cultura

El Teatro Valle Inclán acoge 'Espía a una mujer que se mata', versión de Chéjov que habla sobre "el desazón de la vida"

El Teatro Valle Inclán ha presentado, este martes 24 de octubre en Madrid, la obra 'Espía a una mujer que se mata' que, escrita a partir del clásico 'Tío Vania' (1899) de Anton Chéjov, y versionada y dirigida por Daniel Veronese, mantiene la esencia de la original y sedimenta algunas cuestiones de orden universal como "el desazón de la vida", la frustración, "la imposibilidad de ser feliz" o la desesperación. Se podrá ver desde este viernes 27 de octubre hasta el próximo 10 de diciembre.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

"La obra habla de la vida de un ser que no consigue lo que quiere y se tiene que conformar", ha explicado el director en rueda de prensa para añadir que "todos" en la representación son "desdichados", "un circuito de siete personas" en estas circunstancias con el que le parecía "muy interesante" trabajar.

Por ello, en la propuesta no habrá vestimentas teatrales, "ni ritmos bucólicos en fríos salones, ni trastos que denoten en tiempo campestre", puesto que se desarrollará en la escenografía de 'Mujeres soñaron caballos' (Rojas Zorrilla), que el director versionó hace diez años, y que cuenta con una mesa, dos sillas y una botella, según ha precisado.

De este modo, ha señalado que el objetivo es "quitar elementos hasta llegar a la expresión mínima, adecuada para los actores" puesto que lo que al director le "interesaba" era "la humanidad que ahí sucede". "Cada espectador es un mundo, y por ello puede haber millones de miradas", ha añadido.

En este sentido, ha recalcado que Chéjov era un autor que hace cien años escribía obras "que hablan hoy" con discursos que pueden repetirse, escribiendo "sobre el futuro". "Escribía sobre rasgos de la humanidad que yo comparto, y sobre todo, sobre como se levanta cada uno para afrontar el día", ha añadido.

Así, la propuesta de Veronese mantiene el hilo conductor del original que con toques irónicos roza casi el "absurdo" denunciando situaciones trágicas, pero introduciendo matices que "le favorecen en escena" y que ha ido modificando en función de la propia personalidad de los actores.

"Yo no trabajo metiendo al actor dentro del personaje, al contrario, creo personajes transformados por los actores", ha precisado para definir la versión teatral como "una fiesta en la que no puedes modificar nada porque no sabes que va a suceder". "Los resultados son potentes y diferentes a la vez", ha dicho.

En cuanto al título, se trata de una frase que salía en un libro del propio Chéjov y que decía: "Un hombre que se ahoga espía a una mujer que se mata", algo que, según ha afirmado, impactó mucho a Veronese.

"Se trata de alguien que se muere por alguien, y a la vez, alguien que se muere por algo que no puede alcanzar. En esa frase está la esencia de Chéjov", ha expresado para matizar que "siente que en esta obra hay hombres que espían a mujeres que se matan".

Asimismo, el director ha realizado un reflexión sobre el teatro en tiempos convulsos. "La fantasía de poder dejarnos llevar por los sueños y las metas utópicas que no proporciona el teatro es un arma contra los momentos de crisis", ha expresado.

La obra, producida por el Centro Dramático Nacional, cuenta con un elenco formado por Jorge Bosch, Pedro García de las Heras, Ginés García Millán, Malena Gutiérrez, Marina Salas, Susi Sánchez y Natalia Verbeke.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin