Cultura

Tres anuncios en las afueras o cómo destilar el mejor humor negro a partir de la tragedia más terrible

Este viernes 12 de enero llega a los cines españoles, con sus flamantes cuatro Globos de Oro bajo el brazo, Tres anuncios en las afueras. El filme escrito y dirigido por Martin McDonagh y protagonizado por Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell y Peter Dinklage propone una insólita mezcla de drama y thriller aderezada con grandes y atinadas dosis de humor negro. Un ingrediente que es, según aseguran sus propios protagonistas, uno de los grandes secretos de su éxito.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Este viernes 12 de enero llega a los cines españoles, con sus flamantes cuatro Globos de Oro bajo el brazo, Tres anuncios en las afueras. El filme escrito y dirigido por Martin McDonagh y protagonizado por Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell yPeter Dinklage propone una insólita mezcla de drama y thriller aderezada con grandes y atinadas dosis de humor negro. Un ingrediente que es, según aseguran sus propios protagonistas, uno de los grandes secretos de su éxito.

"Es algo delicadísimo encontrar humor en una historia basada en el asesinato de una joven. No hay nada de divertido en so como tampoco tiene nada de divertido el dolor de mi personaje. Pero ponerla en situaciones que compensan eso acaba produciendo un humor muy negro", afirma Frances McDormand que intepreta a Mildred, una madre cuya hija fue violada y brutalmente asesinada y que ahora lucha por que se haga justicia.

Un humor que no solo sirve para dar aire al tremendo drama y a la trama policial, sino que además, subraya la ganadora del Globo de Oro a la mejor actriz por este papel, tiene "una gran importancia en el arco narrativo" ya que son las circunstancias de la historia "las que realzan el humor" de la película.

"Se suele relacionar el drama con el conflicto, pero en la comedia el conflicto es lo que la hace divertida", señala Woody Harrelson en este clip en primicia para Europa Press en el que también ensalza el equilibrio conseguido por el director y guionista.

Algo que fue un auténtico reto, según reconoce el propio McDonagh: "Lo más importante para mí era tener controlada la comedia y garantizar que la tristeza de la pérdida y la lucha contra la desesperanza de la situación se mantuvieran en el tono hasta el final"

"Hay muchos chistes pero también es una película muy profunda. Por eso existe el peligro de interpretar un chiste o reflejar el patetismo. Hay que ir con cuidado", apunta Sam Rockwell, ganador también del Globo de Oro como mejor actor de reparto por su papel como el repulsivo agente Dixon.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin