Cultura

Livianas Provincianas llevan a los Teatros Luchana su espectáculo 'Es mi hombre', un homenaje al cuplé y a las mujeres

La compañía de teatro-cuplé Livianas Provincianas presentará en los Teatros Luchana su primera obra 'Es mi hombre', en el marco del ciclo 'Mujeres en la escena' que se va a desarrollar en la sala madrileña durante el mes de marzo, para visibilizar el trabajo de dramaturgas, directoras y actrices.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los próximos domingos 11, 18 y 25 de marzo, la Sala 1 de los Teatros Luchana se inundará de los conocidos cuplés que artistas como Sara Montiel, Olga Ramos o la Argentinita hicieron célebres, reinterpretados por la particular visión y la historia de 'la Berta' y 'la Reme', "dos modistillas de provincia recién llegadas a la capital con mucho que coser y más que cantar".

Irene Doher y Paloma García-Consuegra son las dos actrices que protagonizan este cabaret en el que se mezcla la música con improvisación, humor y un homenaje a la historia de las madres y abuelas. El público redescubrirá en las voces de estas "modistas de día y cupleteras de noche" famosas canciones como 'Ven y ven', 'Los consejos de las viudas' o 'El sátiro del ABC', sin olvidar la canción homónima que da título al montaje.

"Las canciones que cantamos tienen de media unos cien años de antigüedad. La gran mayoría fueron compuestas y estrenadas entre 1900 y 1930, pero nos han acompañado durante décadas y son parte de nuestro tesoro cultural y la música que cantaban nuestras abuelas y bisabuelas. Son un género cantado por mujeres, que supuso una liberación de muchas cupletistas independientes que escaparon del rol único de madre y esposa para buscarse la vida con su arte de manera independiente", destacan en declaraciones a Europa Press las protagonistas de Livianas Provincianas.

Sin embargo, precisan que muchas de esas letras no pueden escapar de su realidad y su contexto, y son "tremendamente machistas". "Algunas de las canciones de nuestro repertorio hablan del papel de la mujer como sumisa dentro del matrimonio, de los abusos físicos como algo natural. Lo que hacemos nosotras es rescatar esas canciones y cantarlas con sus letras originales sin cambiar una coma, pero aportando nuestro punto de vista. No podemos permanecer al margen", enfatizan.

Además, aportan un componente contemporáneo de forma que las mujeres jóvenes pueden "darse cuenta de todo lo que se ha avanzado, de la suerte que tienen de no estar sujetas a ciertas normas tan estrictas del pasado". En todo caso, reconocen que, a la vez, todavía hay otras que hay que seguir cambiando. "En ese camino estamos", añaden.

Memoria, reivindicación y feminismo se juntan así bajo la dirección de 'Livianas Provincianas' y la asistencia de dirección de Carlos Tuñón. En escena están acompañadas con la música en directo del "amable pianista desconocido" al que da vida Juando Martínez Montiel. Completan el equipo Sergio Adillo con la dramaturgia, Antiel Jiménez a la plástica teatral y Francisco Javier Quirós como técnico de sonido.

Tras su paso por Matadero Madrid, el Teatro de la Abadía y El Umbral de Primavera, entre otros espacios, Livianas Provincianas llegan a los Teatros Luchana dentro de la segunda edición de 'Mujeres en la escena', un ciclo que pretende visibilizar y poner en valor el trabajo de dramaturgas, directoras y actrices y que tiene su origen en el ciclo 'Luchana Mujer' en 2016.

FALTAN PAPELES FEMENINOS

"Faltan papeles femeninos, pero sobre todo papeles femeninos interesantes. Hasta cierta edad, aproximadamente los treinta o cuarenta años, los papeles para las actrices se centran en ser el objetivo romántico o sexual del varón protagonista. Y a partir de esa edad, en su madre", subrayan las protagonistas de 'Livianas Provincianas'.

Si bien, precisan que el problema no es que no haya mujeres en el mundo del teatro pues "hay dramaturgas, actrices y directoras muy formadas y talentosas" sino que ellas no están "donde está el dinero". "El dinero está donde están los hombres, y son ellos los que deciden cómo se financia un proyecto. Lo que nos cuesta no es actuar, sino cobrar", señalan Irene Doher y Paloma García-Consuegra.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin