Buscar

Peeping Tom, Broggi, Calderón de la Barca y Rusiñol, en la temporada del TNC

EFE
17/05/2018 - 15:49
Más noticias sobre:

Barcelona, 17 may (EFE).- La danza de Peeping Tom, el ciclo dedicado a Santiago Rusiñol, la última obra de Oriol Broggi y una relectura de Calderón de la Barca forman parte del programación 2018-2019 del TNC, que aborda "la libertad del creador ante la rigidez del dogma", según ha dicho hoy su director, Xavier Albertí.

"Todos los espectáculos hablan de alguna manera del momento político que vivimos en Cataluña porque todos los autores tienen un mensaje suficientemente profundo como para darnos herramientas que nos permitan observar la realidad", ha añadido Albertí en rueda de prensa.

Este mensaje es especialmente claro en el ciclo dedicado a Santiago Rusiñol, "una figura incómoda en su tiempo por su mordaz equidistancia", que cultivó "una aparente ambigüedad que probablemente deberíamos percibir como el firme compromiso crítico de un artista contra la invención de verdades colectivas y su instrumentalización política".

Rusiñol inaugurará una temporada en la que destaca la presencia de la prestigiosa compañía belga de danza-teatro Peeping Tom, que cerrará la temporada en julio de 2019 con "Kind", la tercera parte de la trilogía sobre la familia que empezó con "Madre" y "Padre" y ahora llega a los hijos.

"Tendremos una las compañías más de moda y ello nos dará difusión fuera nuestras fronteras", ha señalado el director artístico, que ha aclarado que esta presencia internacional ha sido posible gracias una coproducción entre el Grec y el TNC, en la que este último acoge en residencia a Peeping Tom para poder pagar en especias lo que no puede pagar en dinero.

Esta política de coproducciones, sumada a un pequeño aumento en el precio de las entradas y unas buenas cifras de ocupación de la temporada que está a punto de finalizar, ha permitido al TNC presentar hoy una programación más extensa que la del año pasado, a pesar de que la financiación que recibe de la Administración no ha variado porque los presupuestos están prorrogados, según ha aclarado la directora ejecutiva de esta institución, Mònica Campos.

El TNC ha alcanzado un 80 % de ocupación esta temporada y ha batido su propio récord de abonados, unas cifras especialmente buenas en un momento en el que la cultura se ha visto afectada por la situación política y muchos teatros han visto descender el número de entradas vendidas tras los hechos del 1 de octubre.

Xavier Albertí considera que "la vinculación de la programación con la actualidad y la reflexión sobre la salubridad social, con heterogeneidad de títulos", ha favorecido que el TNC haya sorteado la crisis de espectadores que han sufrido otros teatros.

En esta línea, la próxima temporada aborda un tema tan actual como el dogma y la libertad porque "en tiempos convulsos como los actuales la autocensura puede limitar la creatividad y es necesario reflexionar sobre ello".

En este apartado ha incluido Albertí el auto sacramental de Calderón de la Barca ,"El gran mercado del mundo", que él mismo dirige y que "critica el dogma de la contrarreforma".

Otras obras destacadas de la programación son "La bona persona de Sezuan", de Bertolt Brecht, que dirigirá Oriol Broggi con Clara Segura en el papel protagonista, y "El jardín de los cerezos", del Centro Dramático Nacional.

El fallecido Carles Santos recibirá un merecido homenaje en "Se'ns n'ha anat el Santos al Cel" y la dramaturgia contemporánea catalana estará representada por Marta Buchaca, Eleix Aguilà, Helena Tornero y Marc Artigau.

La danza estará muy presente, con Roberto Olivan y Gelabert Azzopardi, y el dramaturgo uruguayo Sergio Blanco tendrá un ciclo compuesto por tres obras.

Entre las novedades cabe destacar un ciclo dedicado a los espectadores de entre 12 y 18 años, "un perfil que suele quedar fuera de las programaciones porque no encajan en el teatro adulto ni en el familiar", ha concluido Albertí.

Contenido patrocinado

Otras noticias