Buscar

Ediciones del Viento, 15 años recuperando a exploradores y pensadores

EFE
25/05/2018 - 16:45

Madrid, 25 may (EFE).- Livingstone, Cameron, Orwell, Ortega y Gasset o dos Passos son solo algunos de los autores que la gallega Ediciones del Viento ha publicado en sus 15 años de vida, una efeméride que celebra en la Feria del Libro de Madrid con su último "hallazgo", la proeza sobrehumana de Kazimierz Nowak.

Su editor, Eduardo Riestra, recuerda en declaraciones a EFE que Ediciones del Viento nació en la feria del Libro de Madrid en 2003 de la mano de Javier Reverte, Soledad Puértolas y Fernando Savater.

"Desde entonces hemos publicado 250 títulos en cuatro colecciones, de las que la que la que nos ha dado más prestigio es 'Viento Simún', de literatura de viajes", detalla Riestra.

En esa colección han publicado textos de exploradores británicos del XVIII y XIX, (Livingstone, Cameron, Park) y de escritores y viajeros del siglo XX como John dos Passos y Leonard Woolf, hasta Orwell o Conan Doyle pasando por españoles como Oteyza y Ortega y Gasset.

"Nuestro hito fue la publicación de 'Historia de Etiopía', del madrileño Pedro Páez, jesuita del Siglo de Oro que en 1618 descubrió las fuentes del Nilo Azul. Fue la primera vez que se publicaba en español porque fue escrito en portugués y editado en esa lengua por primera vez en 1945 en Oporto", rememora.

La editorial, que también publica en su colección "Viento Abierto" a autores españoles actuales, acaba de lanzar "A pie y en bicicleta por el continente negro", la aventura del polaco Kasimierz Nowak (Stryj, 1897- Poznan, 1937) en los años 30 en un viaje de cinco años y cuatro meses por África, que recorrió a norte a sur y de sur a norte.

Es la primera vez que se publica en español y la primera que se publica en otro idioma distinto del polaco, "aunque hay una versión, en galeradas, en inglés", según Riestra.

Llegó a un acuerdo con el Instituto Polaco, que subvencionó la traducción al español, a cargo de Jerzy Slawomirski y Anna Rubió, y el resultado, afirma, es "lo mejor" que ha editado nunca, "un texto tan potente" que ya ha recibido el Premio de la Sociedad Geográfica.

"Es la obra de un humanista, no de un perroflauta de los años 30. Es un tío muy solvente culturalmente, que sabía muchos dialectos e idiomas", relata Riestra.

Con un "capital inicial" de 15 eslotis, una pluma y una cámara, la aventura en solitario a "lomos" de su vieja bicicleta, caballo y dromedario, a pie y en canoa, empezó el 26 de noviembre de 1931.

El "temerario y loco" viaje, como el propio Nowak lo describe, terminó tras recorrer 40.000 kilómetros, de norte a sur y vuelta, de Trípoli (Libia) al Cabo de las Agujas (Sudáfrica), el punto más meridional del continente, pasando por El Cairo y terminando de nuevo en Argel tras conocer a los tuareg, los felah, los shilluk, los watusi, los pigmeos y los hotentotes.

"Su hazaña merece una entrada en los diccionarios biográficos y las enciclopedias al lado de personajes como Stanley o Livingstone. En los años 30 del siglo XX dio una lección de cómo tratar al Tercer Mundo y a sus habitantes", aseguró el periodista Ryszard Kapuscinsky en 2006 al descubrir en la estación de Poznan la placa que recuerda al primer y último hombre en atravesar África en bicicleta.