Cultura

La Fundación Mapfre dedica una exposición a Brassaï, el fotógrafo del París de los años 30

La Fundación Mapfre recorre desde esta semana y hasta el 2 de septiembre en una exposición la trayectoria del fotógrafo Brassaï, conocido especialmente por haber retratado su fascinación por el París de los años 30.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Este fotógrafo, nacido en Brassó (Transilvania, Rumania), enriqueció enormemente el potencial de la fotografía como forma de expresión artística durante el período de entreguerras.

Ahora, la Fundación Mapfre acoge esta muestra, comisariada por Peter Galassi, conservador jefe del Departamento de Fotografía del Museo de Arte Moderno de Nueva York desde 1991 a 2011, y que se convierte en la primera retrospectiva organizada desde el año 2000 (Centro Pompidou) y la primera que tiene lugar en España desde 1993.

La muestra cuenta con el préstamo excepcional del Estate Brassaï Succession (París) y con otros fondos procedentes de algunas de las más importantes instituciones y colecciones particulares de origen norteamericano y europeo, como The Art Institute of Chicago, The Museum of Fine Arts (Houston), The Metropolitan Museum of Art (Nueva York), The Museum of Modern Art (Nueva York), el Musée National d'art moderne-Centre Pompidou (París), The Philadelphia Museum of Art, The San Francisco Museum of Modern Art, David Dechman y Michel Mercure, ISelf Collection (Londres), y Nicholas y Susan Pritzker.

La muestra está organizada en 12 secciones temáticas y está compuesta por más de 200 piezas, entre fotografías de época, varios dibujos, una escultura y material documental. Las dos secciones, dedicadas al París de los años 30, son las grandes protagonistas.

Brassaï, pseudónimo de Gyulá Halász, se trasladó a París en 1924 para dedicarse a la pintura, tras estudiar arte en Budapest y en Berlín, pero pronto encontró una fuente de ingresos estable en la venta de artículos, caricaturas y fotografías a periódicos y otros medios ilustrados, y dejó a un lado el dibujo y la pintura.

La ciudad de París se convirtió en el tema principal de su trabajo, del que destaca su tratamiento de la luz y la sutilidad de los detalles capturados en sus imágenes le hicieron célebre, según destaca la Fundación Mapfre.

El 12 de junio de 1940, dos días antes de que el ejército alemán entrara en París, Brassaï abandonó la ciudad, pero regresó en octubre y permaneció allí durante el resto de la ocupación. El hecho de negarse a colaborar con los alemanes le impidió fotografiar abiertamente, así que el encargo de Picasso de fotografiar sus esculturas se convirtió en su única fuente de ingresos.

A partir de 1945, gracias a los numerosos encargos de la revista norteamericana 'Harper's Bazaar', volvió a dedicar parte de su tiempo a la fotografía y empezó a viajar regularmente. Más tarde, a principios de la década de 1950, Brassaï ya era un fotógrafo reconocido, y en 1955, el Art Institute of Chicago acogió la primera de sus exposiciones individuales en un museo estadounidense.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin