Cultura

Last Tour dice que es "habitual" que en los festivales como el BBK Live se impida el acceso con comida o bebida de fuera

El director general de Last Tour, Alfonso Santiago, ha afirmado, ante las acciones iniciadas contra la promotora del Bilbao BBK Live por FACUA-Consumidores en Acción ante Kontsumobide por prohibir el acceso al recinto con alimentos o bebida adquiridos en el exterior, que es "habitual" esta práctica en este tipo de festivales y ha negado, en todo caso, que sea "una denuncia" sino más bien "una comunicación pública".

BILBAO, 4 (EUROPA PRESS)

"Este tipo de actuaciones no son denuncias, son comunicados públicos que dicen una serie de cosas, nada más", ha señalado durante la presentación este miércoles de la edición 2018. Santiago ha señalado que la práctica de impedir el acceso al festival con comida o bebida de fuera es algo "habitual" en este tipo de festivales.

"Si tienes un espacio cerrado para un evento y hay unas líneas de negocio que son las que lo sostienen, es lógico que tú seas el que explote los servicios asociados a todo ello. Es algo que se sabe hace ya décadas", ha asegurado.

En ese sentido, ha afirmado que el recinto festivo es como cualquier cafetería, restaurante o negocio hostelero. "Tu cuando entras allí no puedes llevar comida de fuera porque hay un plan de negocio que sobrevive gracias a ello. Tienen un servicio de alimentación en su propio espacio porque están pagando impuestos y una infraestructura y tienen unos costes. Pues esto es bastante similar y a nadie se le obliga a nada. Para eso se pone la pulsera, para que puedan salir a donde quieran a comer o a consumir fuera del recinto", ha añadido.

Santiago ha remarcado que "nadie obliga a consumir nada dentro, puede disfrutar de la música, y de hecho puede entrar y salir cuando quiera. A nadie se le niega la salida porque para eso está la pulsera y la gente puede comer y beber donde le apetezca".

Facua ya pidió tras la edición del pasado año que Kontsumobide abriera un expediente sancionador contra Last Tour por no devolver a los asistentes la totalidad del dinero no gastado y cargado en las pulseras cashless, tras anunciar que no devolvería importes por debajo de 2 euros y cobraría un euro en concepto de comisión por cada devolución.

PULSERAS CASHLESS

En ese sentido, la promotora ha mejorado para esta edición dicho servicio. La devolución del importe sobrante será automática y sin coste ni importe mínimo para quienes hayan realizado la recarga online. En concreto, quienes realicen la recarga en los puestos del festival, podrán solicitar la devolución en el recinto sin importe mínimo y sin coste extra. Además, cuatro días después del festival se habilitará el portal de devolución donde tampoco habrá importe mínimo de devolución, pero sí se aplicará un coste por transferencia.

Respecto a esas mejoras, Santiago ha afirmado este miércoles que lo ocurrido el año pasado fue un problema de comunicación "que no fue acertado" y por eso este año "se cambia la forma de comunicar respecto al método de las pulseras. Santiago ha defendido su uso y ha explicado que es "un sistema enormemente costoso, supone dinero pero nos subimos a algo que sospechamos que es bueno y positivo para la imagen del festival porque antes de que acabe esta década el dinero va a desaparecer porque se tiende al pago virtual".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin