Cultura

La mejor arquitectura española apuesta por una ciudad más humana y sostenible

Santander, 19 jul (EFE).- La Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (BEAU) muestra a partir de hoy en Santander los 23 proyectos premiados en su décima cuarta edición, obras diseñadas por arquitectos consagrados y noveles que tienen en común la apuesta por una ciudad más humana, habitable y sostenible.

"Más habitar, más humanizar" es el título de la exposición de los proyectos seleccionados, que se podrá visitar hasta el 19 de agosto en un pabellón transparente efímero.

El pabellón está enclavado en los Jardines de Pereda de Santander, la ciudad en la que precisamente nació este encuentro con la arquitectura española.

Entre los 23 proyectos premiados por el jurado dentro de la sección "Panorama de obras", hay trabajos de rehabilitación, equipamientos públicos y edificios de viviendas, que muestran lo mejor de la arquitectura española de los dos últimos años, ha destacado José Morales, codirector de la BEAU junto a Sara de Giles.

Cinco de los proyectos son obras de estudios españoles para otros países (Francia, Suiza, México, Polonia y Senegal).

Más de 350 obras se han presentado a esta edición de la BEAU, que también ha premiado 42 trabajos dentro de su II Muestra de Investigación y otros 20 proyectos de fin de carrera.

Según ha explicado en la inauguración José Morales, en arquitectura los tiempos son largos por lo que todas las obras que se pueden ver en la exposición pertenecen al último periodo de la recesión económica y ponen de manifiesto que "con poco se puede hacer mucho".

Es, ha apuntado, una arquitectura enfocada a la vida de las personas, al uso cotidiano de los espacios públicos, que busca la sostenibilidad, desde el punto de vista de la ecología pero también social y económico, y que apuesta por la ciudad que ya existe, a través de la rehabilitación y la intervención en el patrimonio.

Para el coordinador general de Bienales, Francisco Mangado, en los proyectos seleccionados hay una continuidad con la bienal anterior. Son obras de "la poscrisis económica" pero que, a su juicio, "reflejan de manera certera la crisis permanente en la que se ha instalado la arquitectura española".

Una arquitectura que, en su opinión, se caracteriza por dar respuesta a los problemas que plantea la realidad, lo que la aleja de la internacional, "más objetivizada, del espectáculo".

Según Mangado, España cuenta con una arquitectura "de una enorme calidad", reconocida en el panorama internacional, y así lo demuestra esta exposición.

La BEAU ha querido mostrarla al público de la forma "más transparente y más próxima al ciudadano", y por eso ha optado por este pabellón efímero en uno de los lugares más transitados de la ciudad, ha apuntado Sara de Giles.

El pabellón se ha levantado frente al Centro Botín, donde esta tarde la bienal entregará sus premios.

La BEU ofrece además un programa de actividades paralelas, que incluye exposiciones de fotografía y dibujos, talleres y un ciclo de conferencias.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin