Cultura

Arqueólogos españoles analizarán pinturas de templos budistas en Uzbekistán

Barcelona, 23 sep (EFE).- Un equipo de arqueólogos españoles viajará a finales de este mes a Termez (Uzbekistán) para analizar las pinturas de los antiguos templos budistas de esta zona tras finalizar un proyecto de investigación en el mismo lugar, en la frontera norte de Afganistán, de donde se han traído a España piezas de cerámica y muestras geológicas para analizarlas.

El arqueólogo y catedrático de Arqueología de la Universidad de Barcelona (UB) Josep Maria Gurt ha explicado a Efe que el proyecto empezó el año 2006 y que desde entonces el equipo se ha desplazado en varias ocasiones para descubrir las técnicas cerámicas que se usaron en esta zona de Asia Central.

El objetivo que se ha planteado este equipo de arqueólogos, formado por expertos de la UB y de la Universidad de Salamanca, es "confirmar y precisar" si las técnicas que se usaron en esta ex república soviética "son exactamente las mismas que se usaron en el Mediterráneo, y, de confirmarse, "ver quién influenció a quien", ha detallado Gurt.

El equipo de españoles que ha trabajado en Termez, un grupo reducido de entre seis y ocho profesionales y de diferentes especializaciones como la datación o la excavación, ha trabajado junto con un equipo de uzbekos del Museo de Bellas Artes de Tashkent, con el objetivo de "transferir conocimientos e intercambiar ideas".

Gurt ha expresado lo "afortunado" que ha sido su equipo al poder traer a España material arqueológico, ya que "no todos pueden extraer material de un país extranjero".

Ha celebrado que las autoridades locales de Uzbekistán hayan facilitado la exportación porque las piezas, como cerámicas, muestras geológicas y orgánicas, "requieren material de análisis que no se puede hacer 'in situ'", ya que es necesario contar con unos medios y laboratorios para hacer los estudios de análisis y datación con los que los uzbekos no cuentan.

Gurt ha recordado algunas de las vicisitudes que el equipo ha tenido que superar durante la investigación, como las malas condiciones climatológicas -caracterizadas por lluvias, altas temperaturas y tormentas de viento-, la barrera idiomática, o el hecho de que gran parte del yacimiento arqueológico se encuentra en el interior de un recinto militar.

Gurt ha avanzado a Efe que con su equipo va a emprender a finales de mes y hasta mediados de octubre un nuevo viaje a la zona para investigar algo "completamente distinto a lo analizado hasta ahora", ya que van a empezar un nuevo estudio sobre las pinturas y murales que existen en los monasterios budistas del territorio.

De este modo, los arqueólogos iniciarán una línea de investigación para "confirmar la posibilidad de influencias a nivel pictórico a través de la tecnología", ha asegurado.

En este sentido, Gurt ha detallado que su objetivo principal es conocer el tipo de técnicas que se utilizaron para pintar las paredes, qué pigmentos utilizaron y de dónde salen, así como compararlos con las pinturas clásicas.

La compleja ciudad de Termez cuenta con una serie de recintos amurallados de distintas épocas, desde el período helenístico con la conquista de Alejandro Magno (329 a.C.), el reino greco-bactriano (250-100 a.C.), el período Yuezhi (150-50 a.C.), la época kushán (50/25 a.C.-250 d.C.), los templos budistas, la cultura kushano-sassánida (s.III-VI d.C.) o el islam (principios del s.VIII d.C.).

El profesor y arqueólogo ha lamentado que todos los hallazgos y conocimientos sean "muy poco conocidos" y que "no se haga difusión" de ellos.

La investigación la ha financiado la Fundación Palarq, una entidad privada sin ánimo de lucro que se creó para apoyar las misiones arqueológicas españolas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin