Cultura

Bartolomé Bermejo, Oriol Maspons y Antoni Fabrés, en la nueva temporada del MNAC

Barcelona, 4 oct (EFE).- Una gran muestra antológica sobre Bartolomé Bermejo, una retrospectiva del fotógrafo Oriol Maspons, otra centrada en Antoni Fabrés y una exposición sobre la escultura de postguerra en Cataluña forman parte de la programación de la nueva temporada del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC).

El director de la institución, Pepe Serra, acompañado por miembros de su equipo como Àlex Mitrani, Lluís Alabern, Eduard Vallés y el gerente, Víctor Magrans, ha dado a conocer hoy la futura programación, que empezará en febrero de 2019, y con la que se quiere "profundizar" en el conocimiento de la colección.

Serra ha defendido que la colección del MNAC "tiene un potencial enorme" y también ha subrayado que la programación, con un presupuesto de 1,3 millones de euros, se caracteriza por la colaboración con otros museos homólogos, tanto nacionales como internacionales.

La primera de las exposiciones, entre febrero y mayo de 2019, será la dedicada a Bartolomé Bermejo, considerado como uno de los pintores más fascinantes del siglo XV, y que se llevará a cabo junto con el Museo del Prado, que la exhibirá entre el próximo 9 de octubre y hasta finales de enero.

La antológica permitirá conocer toda la obra de este artista "extraordinariamente moderno, sorprendente", según Serra, de quien destaca su "Piedad Desplà", que se ha restaurado y que se exhibe habitualmente en la catedral de Barcelona.

Esta exposición, con obras conservadas en museos y colecciones de España, Europa y Estados Unidos, recalará, asimismo, en la National Gallery de Londres en verano de 2019.

Entre julio de 2019 y enero de 2020 serán las imágenes del fallecido fotógrafo Oriol Maspons las protagonistas del MNAC, cuyo fondo completo se encuentra depositado en el museo desde 2010.

Gracias a la Fundación Nando y a Elsa Peretti, el museo pudo adquirir un conjunto de 200 imágenes, muy representativas de las diferentes etapas del fotógrafo, e iniciar los trabajos de documentación, digitalización y publicación en línea.

Para Pepe Serra, la exposición "será una sorpresa, porque lo que se verá es a un autor muy serio, muy centrado en el mundo de las publicaciones" y quedará más de lado la imagen de "un personaje muy social, agradable, con fotografías icónicas de lugares como Ibiza".

Entre el 31 de mayo y el 29 de septiembre, el museo producirá una exposición para recuperar la obra del pintor catalán Antoni Fabrés (1854-1936), a quien no puede inscribirse en ningún movimiento específico, aunque fue "un gran retratista que buscaba, principalmente, la mirada del retratado como elemento principal".

"Objeto, tótem y materia. La escultura de postguerra en Cataluña" es la cuarta exposición de referencia de la temporada y en la que se propondrá una revisión de las principales líneas de experimentación de la escultura catalana de vanguardia durante la postguerra en Cataluña, con nombres como Josep Maria Subirachs, Àngel Ferrant o Leandre Cristòfol.

Por otra parte, se incidirá en cómo se va formando la colección del centro en "El arte de postguerra y segunda vanguardia, 1940-1980" y se mostrarán las obras de Aurèlia Muñoz (1926-2011), que trabajó, especialmente, en el campo de las artes del tapiz.

En el segundo semestre de 2019 el artista Oriol Vilapuig dialogará con sus trabajos con la colección permanente del MNAC, como ya ha ocurrido anteriormente con otros creadores, una iniciativa que Serra quiere potenciar, porque en los últimos años se ha incrementado el número de artistas que pasean por entre las obras del centro, para los que incluso se ha creado un carné de acceso gratuito.

El cómic underground en Barcelona tendrá, igualmente, su espacio en los próximos meses, igual que Santiago Rusiñol, con motivo del "epicentro" que le dedica el Teatre Nacional (TNC).

Además, Pepe Serra ha avanzado que el museo colabora en una gran exposición sobre la Barcelona del modernismo, que se podrá ver durante 2019 en cinco museos y galerías de arte de Japón (Sapporo, Nagasaki, Himeji, Shizouoka y Tokio).

En su alocución, ha avanzado que habrá algunos cambios en la colección de arte moderno para poder mostrar las últimas adquisiciones del periodo, "lo que entra en el museo gracias también a donaciones".

Sobre el presupuesto total del museo para 2018, Serra ha indicado que será de unos 15,5 millones, mientras que el número de visitantes este año ya llega a los 720.000, de los que 125.000 han recorrido la exposición dedicada a Gala.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin