Buscar

Muere Stan Lee, el guionista de Marvel que cambió la ficción para siempre

12/11/2018 - 19:59 | 20:37 - 12/11/18
Más noticias sobre:

Pocas figuras han marcado el devenir de una rama de la cultura a lo largo de la historia hasta un nivel en el que se les pueda considerar un punto de inflexión. Pero este lunes ha muerto uno de ellos: el principal creador del Universo Marvel, Stan Lee, ha muerto a los 95 años. El guionista que ideó a los principales personajes de la famosa editorial estadounidense, tales como Spider-Man, Iron Man, Thor o los Cuatro Fantásticos, ha fallecido y cierra toda una etapa del cómic estadounidense.

Nacido Stanley Martin Lieber, desde joven firmó con pseudónimo sus trabajos en el mundo del cómic para evitar el desprestigio que vivía el género en los primeros años de los superhéroes. Su sueño, como él mismo confesó, era escribir la "Gran Novela Americana", y que su nombre quedara vinculado a los cómics podía perjudicarle.

Pero su vida está marcada por las paradojas. Es precisamente el cómic lo que le ha lanzado a la inmortalidad como creador y lo que le impulsó a ser una figura reconocida internacionalmente, retratado por la cultura popular no solo en las decenas de películas de Marvel, sino también en otros productos de gran difusión como The Big Bang Theory.

La segunda gran paradoja es el momento en el que le llegó el éxito. A finales de los años 50 y principios de los 60, la editorial que aún no se llamaba Marvel estaba en plena decadencia, con una plantilla mínima en la que Lee escribía los trillados y repetitivos guiones de todas las colecciones, ya fueran de humor, románticos o bélicos. Rondando ya los 40 años, Lee se veía estancado en un sector que rodaba cuesta abajo y en una empresa con escaso futuro.

Cuando estaba al borde de dimitir, su mujer le dio el consejo que cambiaría su vida y la historia de la cultura del siglo XX: antes de irte, crea lo que te gustaría crear. El resto es sobradamente conocido: primero nacen los 4 Fantásticos, más tarde Spiderman, Iron Man, Thor, Hulk, X-Men... y así ve la luz el posteriormente conocido como Universo Marvel.

Así, Stan Lee revitalizó el género de superhéroes, que se encontraba en plena decadencia tras la Segunda Guerra Mundial. La todopoderosa DC Comics de los Superman, Batman y Wonder Woman fue cediendo terreno a los superhéroes de Lee, más humanos. "Superhéroes con superproblemas", solía decir.

A final de los años 70, Marvel ya plantaba cara a DC en ventas, y se involucró en las grandes revoluciones sociales de la época: la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos, el movimiento feminista y la crítica a la guerra de Vietnam, entre otros. Lee lideró además la revolución contra el código de autocensura de los cómics, retratando por primera vez en un cómic mainstream a un joven bajo los efectos de las drogas, con la intención de concienciar al público infantil sobre los peligros del consumo de estas sustancias.

Sin embargo, el éxito creciente de Marvel llevó a Lee a una nueva paradoja: tuvo que dejar de guionizar cada vez más colecciones de las que publicaba la editorial para hacerse cargo de otros proyectos. Se convirtió en la cara visible de la 'Casa de las Ideas', y gestionó las primeras incursiones de sus personajes tanto en series de animación como en series con actores.

En 1972, poco más de diez años después del nacimiento de los Cuatro Fantásticos, Lee dejó de escribir cómics de forma regular. Pero sus personajes, siguieron adelante y siguen vivos casi medio siglo después. La llegada del siglo XXI y la adaptación de los grandes - y no tan grandes - personajes de Lee a películas de alto presupuesto conllevaron una internacionalización inconcebible cuando en los 90 Marvel estuvo al borde de la quiebra. Hoy día, con la compañía ya operando bajo la matriz Disney, los Vengadores creados por Lee lideran la taquilla cinematográfica mundial, seguidos por Black Panther, otro de sus personajes. 

Lee se marcha sin escribir la Gran Novela Americana. O sí. Los miles de cómics interconectados que escribió a lo largo de su vida - a menudo con la estrecha colaboración de dibujantes de la talla de Jack Kirby, Steve Ditko o John y Sal Buscema - suponen un relato histórico que retrata la sociedad estadounidense de la época. Al fin y al cabo, ni El Gran Gatsby de Fitzgerald, ni el ¿Por quién doblan las campanas? de Hemingway, ni Las uvas de la ira de Steinbeck ni el A sangre fría de Capote han alcanzado los lectores y espectadores de "su amigo y vecino Spiderman".


Comentarios 2

#1
12-11-2018 / 22:15
Fanmarvel
Puntuación 7

Descanse en paz. Yo me crié con los cómics de marvel. Adiós a un genio.

#2
12-11-2018 / 23:45
fan
Puntuación 4

Stan Lee vivirá para siempre