Cultura

El arte peruano invadirá ARCO 2019 mirando a su pasado andino- amazónico

Madrid, 25 nov (EFE).- Perú será protagonista de ARCO 2019, la feria de arte contemporáneo más importante de España y uno de los eventos culturales de mayor proyección, que mostrará el trabajo de los artistas peruanos, que reivindican su pasado andino-amazónico como hilo conductor hasta lo contemporáneo.

Así, Perú desembarcará en ARCO 2019 desde el 27 de febrero hasta el 3 de marzo en Madrid, en una feria que apoya el Gobierno peruano y en la que están puestas muchas esperanzas para la proyección internacional de sus artistas y para el arte contemporáneo.

Perú estará representado en la 38 edición de ARCO en un stand oficial comisariado por Jorge Villacorta. Siete galerías peruanas estarán presentes y 24 artistas estarán representados en la sección "Perú en Arco", en galerías de diferentes países, y seleccionados por Sharon Lerner, curadora de arte contemporáneo del Museo de Arte de Lima (MALI).

Sharon Lerner ha seleccionado a artistas como Fernando Bryce, Terea Burga, Sandra Gamarra, Miguel Aguirre, Antonio Páucar, Herbert Rodríguez, Elena Damiani, Ximena Garrido-Lecca, José Vera Matos, Carlos Runce Tanaka y Rita Ponce de León, a los que se suma una representación de creadores del país en otras secciones de la Feria, como Daniel Jacoby, Daniela Ortiz y Lúa Coderch.

La comisaria ha tenido en cuenta para su programación la importancia de lo local en el mundo de las estructuras contemporáneas, como la revisión de su historia, de su pasado, ya que muchos artistas trabajan revisando el arte del textil, la cerámica o el mundo de los textos.

También destaca el tema del territorio, del espacio, la franja o el limite. "El arte contemporáneo en Perú es muy conceptual" sin dejar de lado lo local y del arte como oficio", señala Lerner a un grupo de periodistas españoles que han visitado Lima.

Pero Perú estará presente también fuera de la feria Arco que se desarrolla en los recintos feriales IFEMA, e invadirá diferentes espacios, museos y galerías de Madrid en un programa coordinado por Fietta Jarque.

Se trata de un viaje hacia el pasado y al desarrollo del arte peruano que estará en grandes exposiciones como "Nasca", una muestra de la cultura precolombina, organizada por el museo de arte de Lima, en la sede de la Fundación Telefónica.

También el Museo Reina Sofía acogerá la muestra "Redes de vanguardia: Amauta y América Latina, 1926-1930", con 250 obras en torno a la revista Amauta, fundada por José Carlos Mariátegui, una de las más influyentes en el siglo XX, concebida como plataforma de debate en torno a la modernidad y la transformación social.

El arte colonial peruano estará presente en el Museo del Prado con un cuadro del arte del Virreinato del Perú que representa las alianzas religiosas y políticas entre los incas y los jesuitas mediante el matrimonio de Martín de Loyola y doña Beatriz Clara Coya Ñusta, y de Don Juan Borja con Lorenza Ñusta.

Y el arte contemporáneo amazónico también estará presente en el ARCO paralelo, en Matadero Madrid bajo el título "Amazonía". Murales, grafitis estarán presentes y el arte de mujeres de la selva amazónica, como el de Olinda Silvano, que habla en lengua shipo, de la comunidad shipo paoyhan.

Olinda, que se presentará junto a otras dos mujeres, representa el trabajo artesanal en telas hecho a raíz de las visiones que le produce la bebida obtenida de la flor de la ayahuasca.

Y el Centro Cultural Conde Duque también acogerá vídeoinstalaciones contemporáneas sobre los nuevos medios en el arte contemporáneo, y la Fundación Instante acogerá otra muestra de arte peruano comisariada por Max Hernández con fondos de la colección Fontanals Cisneros y colecciones locales, basadas en el tema del territorio, el cuerpo y la cotidianeidad.

Jorge Villacorta, comisario del pabellón institucional de ARCO, explica a los periodistas españoles que el pabellón estará marcado por la tecnología y la arquitectura del espacio y las proyecciones estarán directamente imbricadas, argumenta.

"La propuesta que me hicieron desde el ministerio de Cultura fue rastrear la visualidad contemporánea en el tiempo, y me he tomado todas las libertades. Es un pabellón de sensaciones visuales producidas a través de registros en vídeos, lo que podría ser visto como el imaginario visual de un artista peruano contemporáneo", sostiene.

Villacorta dice que espera que cuando acabe ARCO, "el rebote sirva para que la extensión que se está haciendo para el arte contemporáneo en el museo de arte de Lima, MALI, en construcción aún, albergue todo el arte contemporáneo que se está produciendo ahora y todas las colecciones que se han ido adquiriendo y así la gente podrá entender que la noción de arte contemporáneo es muy amplia y muy diversa", concluye.

Carmen Sigüenza.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin