Buscar

Mad Cool se prepara para evitar el caos de la edición 2018 y confirma a The Smashing Pumpkins

30/11/2018 - 8:47
  • Menos aforo por día, envío de pulseras, eliminación de las zonas VIP...
Más noticias sobre:
Cartel del Mad Cool 2019.

El Mad Cool Festival afronta del 11 al 13 de julio de 2019 su cuarta edición, segunda en el inabarcable recinto de IFEMA - Valdebebas, que vivió el pasado verano no pocas escenas de agobios -especialmente el primer día en la entrada y las barras-, quejas y avalanchas delante de los escenarios.

Esto último fue motivado por unas zonas vips acotadas que resultaban estar demasiado tiempo vacías y a las que invitaron a entrar con más o menos vehemencia artistas como Josh Homme de Queens of the Stone Age y Alex Kapranos de Franz Ferdinand.

La organización del festival tomó buena nota de todo lo acontecido, hizo "autocrítica" y afronta su próxima edición con medidas drásticas como la eliminación de esas zonas 'front stage', la reducción del aforo por día de 80.000 a 75.000 personas y la fulminación de un escenario, pasando de siete a seis.

"Desde la prensa se nos atizó bastante bien", ha admitido este jueves Javier Arnáiz, codirector del festival junto a Farruco Castroman, añadiendo: "Reducimos escenarios para evitar solapes porque hay gente que quiere ver todo y para que haya más espacio físico".

En esta línea, ha añadido: "El 'front stage' de cada escenario nos lo vamos a cargar, se va a suprimir directamente. Y para evitar el colapso al entrar el primer día, vamos a enviar las pulseras antes también al público internacional".

Enviarán las pulseras a 80 países

Farruco Castroman, por su parte, ha recalcado que van a mejorar la red wifi y van a invertir "más de 200.000 euros" en enviar esas pulseras a más de ochenta países. "Tiene un coste pero nos quedamos más tranquilos", ha apostillado, al tiempo que ha avanzado que trabajan ya con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid en un "plan de movilidad especial para el evento".

Arnáiz ha vuelto a tomar la palabra para recalcar que "la experiencia" de una persona que va a un festival como Mad Cool "va desde que sale de su casa hasta que vuelve". Por eso, ha anunciado que en la edición de 2019, con la entrada del festival irá incluido un transporte de autobuses gratuito hasta el centro de la ciudad.

Asimismo, los organizadores han anunciado la reducción del aforo por día en 5.000 personas, pasando desde 80.000 hasta 75.000, algo también decidido para favorecer la comodidad de los asistentes. Otra de las mejores incluye arreglar el asfaltado desde el túnel de IFEMA hasta la entrada del festival, que en esta última edición recibió muchas críticas por ser un empedrado inaccesible.

De la misma manera, desde Mad Cool se promete ampliar los aseos y las zonas de barras hasta llegar al millar de camareros. "En todas las primeras ediciones de festivales, y ya he hecho medio centenar, hay incidencias. No digo que sean de este volumen, pero hay que tener paciencia con los espacios nuevos. En la próxima edición va a estar todo mucho mejor", ha asegurado.

Abonos a la venta el 3 de diciembre

La venta de los abonos para el Mad Cool 2019 comenzará este lunes 3 de diciembre al precio de 140 euros para quienes tengan la tarjeta del festival y 160 para el resto. Igualmente, las entradas de día costarán 65 euros para quienes tengan la tarjeta Mad Cool y 79 para el resto. La organización tiene ya cerrado el 85 por ciento del cartel y espera tenerlo ya atado del todo en diciembre.

En la presentación de este jueves, el festival ha anunciado también la incorporación a su cartel de nombres como The Smashing Pumpkins, Noel Gallagher, The Hives, Wolfmother, Greta Van Fleet, Teenage Fanclub, Sex Museum, Jorja Smith o Bonobo (Dj Set). Toda la información está en www.madcoolfestival.es.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.