Buscar

El MACBA plantea una propuesta que da respuesta a la ampliación del museo y del CAP

EFE
5/12/2018 - 14:33
Más noticias sobre:

Barcelona, 5 dic (EFE).- El patronato del MACBA plantea una propuesta "inclusiva" que da respuesta a las necesidades de ampliación del museo y del ambulatorio del barrio y que mantendría la Capilla de la Misericordia como uso museístico y situaría la parte nueva del CAP Raval Nord junto al Dispensario Antituberculoso.

Las instituciones que forman parte del patronato, que ha reunido hoy el consejo general con carácter extraordinario, se han conjurado para hacer llegar a la consellería de Salud el estudio volumétrico acordado.

Según este estudio de encaje volumétrico, que recoge las directrices que los técnicos de CatSalut exigen a los equipamientos sanitarios, la ampliación del ambulatorio se realizaría en "un nuevo volumen, que aprovecharía el desnivel que hay entre el Dispensario Antituberculoso, edificio patrimonial de Josep Lluís Sert, y la plaza adyacente Terenci Moix.

Este nuevo edificio en altura, que contaría con 450 metros cuadrados por planta, conectaría a nivel de calle en la plaza Terenci Moix con el Dispensario Antituberculoso.

La ampliación, añade el estudio, propiciaría un aumento de superficie desde los 2.000 metros cuadrados actuales en el edificio racionalista de Sert a más de 3.800.

En la planta baja se situaría la zona de acceso, administración y urgencias; en la primera planta, nueve consultas generales y cuatro de pediatría con sus salas de espera; y en el segundo piso habría nueve consultas generales, una biblioteca y la sala de actos.

Tres consultas más y la zona de descanso del personal sanitario se ubicarían en la tercera planta, mientras que la cuarta planta y el subterráneo se destinarían a uso exclusivamente interno, con sala de máquinas y almacenes. Todas las plantas dispondrían de baños y un total de tres núcleos de comunicación.

La directora general de Patrimonio de la Generalitat, Elsa Ibar, ha explicado hoy en la conferencia de prensa posterior a la reunión que entienden que "es una propuesta viable por dar respuesta a las dos necesidades, y ahora se debe estudiar su viabilidad técnica".

El director del MACBA, Ferran Barenblit, se ha felicitado por esta propuesta que "supera el debate de optar por una u otra opción" y cree que "se debe pensar en la ciudad, que necesita tanto un ambulatorio que dé servicio a la ciudadanía, como de un museo más amplio".

Barenblit ha reiterado la necesidad de contar con la Capilla de la Misericordia por ser "la ampliación que da continuidad al edificio de Richard Meier, imprescindible para que el museo crezca de forma y a un coste razonable".

Con una colección construida en los últimos treinta años, que ya alcanza las 6.000 obras, y en un contexto en el que todos los grandes museos del mundo se están ampliando, especialmente los de arte contemporáneo, "el MACBA necesita esa ampliación para poder organizar un programa de exposiciones temporales que garantice su viabilidad".

El edificio Meier cuenta con 14.000 metros cuadrados, pero sólo 4.100 de espacio expositivo, y la ampliación en la Capilla de la Misericordia, reservada por el ayuntamiento para el museo desde 2013, le permitiría crecer entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados.

Elsa Ibar ha asegurado que "no hay constancia técnica de que esta propuesta sea inviable", pero ha reconocido que "la última palabra la tendrá el CatSalut".

En parecidos términos se ha expresado el Ayuntamiento de Barcelona en boca de su portavoz, Daniel Granados, que ve con buenos ojos la propuesta y que remarca su apoyo incondicional al MACBA.

La pugna entre departamentos que está en el origen de esta polémica ha modificado los plazos fijados inicialmente por el MACBA en su plan estratégico 2022, aunque para su gerente, Josep Maria Carreté, "no es dramático".

Según Carreté, la fase de la librería ya está hecha, en enero podrían comenzar las obras de la nueva cafetería y en paralelo se haría la licitación de su gestión para inaugurar en mayo del próximo año.

Reconoce Carreté que "ya se debería haber hecho el concurso de ideas de la Capilla de la Misericordia, para posteriormente encargar el proyecto ejecutivo, pero creemos que las obras podrían estar acabadas en 2022, como estaba previsto en el plan estratégico".

Para estas obras, que costarían unos 10 millones de euros, la Generalitat ha comprometido 2,3 millones dentro del plan de museos, y el Ministerio otros 3 millones, ha apuntado Carreté.

Ante la posibilidad de que CatSalut rechace esta propuesta, Barenblit ha subrayado que "no hay un plan B, esto es un plan a...probado" y ha añadido que lo ve "viable y deseable, sobre todo porque resuelve todos los problemas".

Contenido patrocinado

Otras noticias