Buscar

El MNAC incorpora a su colección permanente tres Picasso y la segunda vanguardia

EFE
17/12/2018 - 15:12

Barcelona, 17 dic (EFE).- El MNAC ha introducido novedades en su colección permanente con la incorporación a la sección de arte moderno de tres obras de Picasso y un apartado de la segunda vanguardia.

La colección de arte moderno del MNAC es un referente para las artes del modernismo, el 'noucentisme', las vanguardias y la Guerra Civil española, con más de 1.200 obras de 260 artistas que, según ha recordado hoy el director del museo, Pepe Serra, ofrecen "un relato sobre el nacimiento de la modernidad y el papel que juegan en ella el arte y los artistas".

Según Serra, estas novedades coinciden con las tres líneas de actuación del museo: "formación de la colección de arte de la posguerra y la segunda vanguardia, período que se extiende entre 1940 y 1980; enriquecer el relato del siglo XIX y primera mitad del XX con nuevas lecturas, rotaciones de obras y la incorporación, gracias a la colaboración con otros museos, de las obras de los grandes artistas catalanes vinculados con las vanguardias internacionales, y abrir la colección a los artistas contemporáneos".

Así, en colaboración con el Museo Picasso de Barcelona, se han incorporado tres obras del pintor malagueño de su período académico inicial: "Autorretrato" (1896), "Academia" (1896-97) y "Copia parcial de Estudio de Arcadi Mas" (1895-96), que se exhibe junto con el original (1878).

Serra considera que "esta colaboración con el Museo Picasso ha de ser algo normal y habitual" y ha anunciado que próximamente se dará a conocer otra cesión temporal de la Fundación Miró.

Asimismo, el Museo Nacional de Arte de Cataluña ha abierto dos nuevas salas donde anteriormente estaba el epílogo de la colección de arte moderno.

Bajo el título "Una vanguardia posible", estas dos nuevas salas están dedicadas al arte de posguerra y la segunda vanguardia.

"Con este montaje ha quedado demostrado que necesitamos más espacio", ha dicho Serra, y determinará que la nueva disposición de la colección sea muy "líquida", con rotación de obras incluso al cabo de seis meses, porque no hay posibilidad de mostrar todos los fondos y las nuevas adquisiciones e incorporaciones.

Precisamente, pensando en la futura ampliación del museo en uno de los pabellones de la Fira de Barcelona, Serra ha informado de que "sólo falta que se reúna la comisión mixta de la ampliación", de la que forman parte las tres administraciones consorciadas, Generalitat, Ministerio de Cultura y Ayuntamiento.

Para la primera muestra de "Una vanguardia posible", se presentan obras del propio MNAC y de la Generalitat (depositadas en el MACBA), pero también de otras instituciones y colecciones como la Fundación Tàpies, la Fundación Rogent o la Fundación Palau.

A través de obras de Otho Lloyd, Francesc Català-Roca, Ràfols Casamada, Josep Guinovart, José Fin, Hernández Pijoan, Antoni Clavé, María Girona, Moisé Villèlia, Amelia Riera, Modest Cuixart, Joan Ponç, Joan Josep Tharrats, Antoni Tàpies o Joan Miró se ilustra la evolución de la vanguardia de posguerra: precariedad de los 40, figuración moderada y afrancesada, magicismo alrededor de Dau al Set y aparición del informalismo.

Estas dos salas se complementarán, en la primavera, con la apertura de un espacio dedicado a presentar los nuevos ingresos en la colección.

En el marco de la invitación a intervenciones de artistas contemporáneos en el MNAC, el museo expone hasta el próximo 28 de abril en las salas dedicadas al arte producido durante la Guerra Civil los trabajos realizados por el artista Pedro G. Romero en torno a las llamadas "Chekas psicotécnicas de Alphonse Laurencic", los centros de detención que funcionaron entre 1937 y 1939 en los templos de las calles de Vallmajor y Zaragoza, en Barcelona, y en el convento de Santa Úrsula de Valencia.

"Habitación" incluye material documental, fotografías, filmes y bibliografía que explican la función y significado de estas construcciones.