Cultura

La Fundación Toro de Lidia quiere celebrar una corrida de toros en la plaza de Olot

Olot (Girona), 17 ene (EFE).- La Fundación del Toro de Lidia ha presentado este jueves una petición formal al Ayuntamiento de Olot (Girona) para celebrar un espectáculo taurino en la plaza de toros de la localidad, ha anunciado este jueves en rueda de prensa el presidente de la entidad, Victorino Martín.

De llegar a celebrarse este espectáculo, sería la primera corrida de toros en la comunidad catalana tras la anulación en 2016, por parte del Tribunal Constitucional (TC), de la ley del Parlament que prohibió la celebración de las corridas en Cataluña.

Acompañado de representantes de instituciones taurinas catalanas y del novillero de Olot Abel Robles, Martín ha advertido que la justicia "ha determinado de manera clara cómo las instituciones están en la obligación de promover la tauromaquia como patrimonio cultural de todos".

"En caso de no cumplir la ley -ha advertido Martín- ahora se pueden enfrentar a procesos penales porque la cultura no les pertenece, es del pueblo".

En este sentido, la Fundación espera que el Ayuntamiento de Olot escuche "la voluntad de sus vecinos y cumpla la ley", puesto que, en el caso que se impida la celebración, "se podrán promover medidas legales en el ámbito penal contra el alcalde, por ser el responsable último de la institución local".

Olot, que conserva la plaza de toros mas antigua de Cataluña de titularidad pública, no acoge una corrida de toros desde 2005, cuando se celebraron dos festejos taurinos por parte de Víctor Puerto, Rivera Ordóñez e Iker Javier Lara.

Sin embargo, ese mismo año, la presión por parte de agrupaciones de animalistas consiguió que el Ayuntamiento se declarase contrario a las corridas de toros.

En una instancia presentada al ayuntamiento de Olot para celebrar un festejo taurino en su plaza de toros, la Fundación Toro de Lidia propone al consistorio tres fechas posibles para celebrar el espectáculo taurino: el 1 de mayo, el 20 de octubre o el 11 de septiembre, coincidiendo con las fiestas patronales de la ciudad.

El presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, Francisco March, ha señalado en rueda de prensa que el TC "da vía libre para recuperar nuestra cultura", por lo que "ninguna comunidad autónoma ni administración pública tiene competencias para prohibir la tauromaquia, y además, tienen la obligación de promoverla".

"Quisieron arrebatarnos nuestra memoria sentimental, manipularon la historia, despreciaron la cultura", ha afirmado March, quien ha añadido que "el exilio taurino ha terminado" en Cataluña.

Los motivos que han llevado a la Fundación Toro de Lidia elegir la plaza de toros de Olot para devolver los espectáculos taurinos a Cataluña han sido por su buena conservación y por ser de titularidad pública.

Según ha apuntado el presidente de la Peña Taurina de la Garrotxa, José Luis Amores, Olot vio el nacimiento de la tauromaquia en Cataluña, "la afición sigue viva y queremos disfrutar de nuestra cultura en nuestra localidad".

En el mismo sentido se ha manifestado el novillero de Olot Abel Robles, uno de los promotores de la iniciativa: "Cuando esto se haga realidad, que nadie lo dude, será el mayor triunfo. Tengo derecho a vivirlo y que venga a verme quien quiera".

El Tribunal Constitucional dictó en 2016 una sentencia por la que anulaba la ley del Parlament de prohibir las corridas en Cataluña, que mantenía el veto a estos espectáculos desde su entrada en vigor el 1 de enero de 2012, al considerar que la norma invadía las competencias del Estado en materia de Cultura.

La última vez que en Cataluña se celebró una corrida de toros fue en el año 2011, antes de la entrada en vigor de la prohibición, en la plaza Monumental de Barcelona.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin