Buscar

Filipe Luis se despide del Atlético: "Han sido los mejores años de mi vida"

EFE
21/07/2019 - 13:51
  • El brasileño es el segundo extranjero con más partidos en el club rojibllanco
Más noticias sobre:
Imagen: EFE

El lateral izquierdo brasileño Filipe Luis se despidió este domingo del Atlético de Madrid con 333 partidos en ocho cursos en el "club de su corazón", en el que ha vivido "los mejores años" de su vida, una "aventura increíble" con siete títulos, y al que volverá en el futuro, según anunció en su adiós.

Finalizado su contrato el pasado 30 de junio, no seguirá en el Atlético. Su futuro, previsiblemente, está en el Flamengo, aunque él no desveló su destino en el acto de este domingo en el estadio Wanda Metropolitano, arropado por su familia, el cuerpo técnico, compañeros, directivos, empleados y cada una de las copas que ganó.

"Nos quedaba hablar. Me tomé las cosas con mucha calma. Siempre me puse a disposición del club para lo que necesitara. El club hizo unos fichajes maravillosos. El fútbol es muy exigente y los clubes tienen que renovarse cada año y hacer una plantilla competitiva cada año. Nos quedaba sentarnos, hablar, darnos un abrazo, repasar estos ocho años y hemos decidido que lo mejor era separar nuestros caminos en lo futbolístico para que yo pueda elegir donde jugar", valoró.

"Para mí, esto se llama un acto de despedida, pero no me gustaría llamarlo así. Me gustaría llamarlo acto de agradecimiento por todo lo que he vivido aquí", expresó el futbolista, arropado por su mujer y sus tres hijos, el entrenador Diego Simeone, Germán Burgos, Óscar 'Profe' Ortega, sus compañeros Koke Resurrección, Álvaro Morata, Stefan Savic, Jan Oblak y Saul Ñíguez, el presidente, Enrique Cerezo; el consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín...

El Atlético ya es "imborrable" para él. "Fueron los mejores años de mi carrera, donde más he disfrutado, donde más títulos he ganado. Acabo de ganar un título con la selección por todo lo que hice en el Atleti y por todo lo que este club me ha dado. No fue fácil para el club ficharme del Deportivo después de romperme la pierna", recordó.

"Al principio, uno cuando llega aquí, juega sus primeros partidos, ve la ciudad deportiva, la sensación es de un club normal, pero cuando va pasando el tiempo, vas viviendo el ambiente, la ciudad, cada partido que vas a jugar es especial, el estadio está lleno de gente, en la calle sientes al calor de los aficionados... El Atleti acaba entrando en tu corazón", repasó.

"Cuando estaba en el Chelsea (en el curso 2014-15, después de ganar la Liga con el Atlético) miraba los partidos de lejos y me decía que no podía haber salido mal de allí. Me dolía en el alma. Tenía una oportunidad única de salir bien del club (cuando volvió al año siguiente)", recordó de aquel momento, del que regresó para vivir otros cuatro años en el club rojiblanco, con dos títulos más.

"Son los cuatro años, sin ninguna duda, mejores de mi vida. Fueron realmente únicos. Te agradezco de corazón lo que hiciste por mí", le dijo Filipe Luis a Miguel Ángel Gil Marín.

También tuvo palabras de agradecimiento para Cerezo, para "todos los entrenadores" con los que coincidió. A Quique Sánchez Flores, a Gregorio Manzano "y a ti Cholo (Simeone)". "Fueron años intensos, muchas batallas ahí juntos, charlas en entrenamientos y en partidos y todo al final siempre por el bien común del equipo", rememoró.

"Soy un privilegiado. El club tiene cien años de historia y viví la mejor etapa de este club. Y agradecido a mis compañeros. Sin ninguna duda fueron grandes momentos, muchos partidos difíciles, pero nunca podría haber hecho nada sin Koke, que has corrido más por mí que ninguno. Gracias por venir a todos. Significa mucho para mí".

"He dado lo mejor, cometí errores, actúe de manera precipitada a veces, pero soy espontáneo. El Atleti es el club de mi corazón, es mi equipo. Soy un aficionado más. Es muy difícil separarte del Atleti. Para que el Atlético funcione mucha gente deja y debe dejar el bienestar personal de lado para ponerlo al servicio del equipo. Cuando acabe de jugar me sacrificaré por ayudar al club a crecer".

"Sin ninguna duda, fue único y fue especial", remarcó el jugador de su paso por el Atlético, del que se va para volver. Lo tiene claro el lateral. "Es una despedida como futbolista, pero en el futuro, sin ninguna duda, estaré aquí otra vez, viviendo dentro de este club y este estadio (el Wanda Metropolitano)", avanzó Filipe.

"No es un día triste, es feliz, porque me voy con la conciencia tranquila y limpia que aquí he dado todo. En todo momento, trabajé, luché, he dado todo por esta camiseta y hoy la dejo en manos de un gran lateral, un gran fichaje, brasileño también, Renan Lodi. Es el mejor lateral que jugaba en Brasil y la gente de la selección dice que es el lateral del futuro", continuó un '3' para la historia del Atlético, que se sintió "el mejor lateral del mundo muchos años".

Lo rememoró en un vídeo de su carrera como rojiblanco. También recibió una camiseta firmada por todos sus compañeros y una réplica de la placa en la que lucen sus 333 partidos con el Atlético en el paseo de las Leyendas del Wanda Metropolitano, uno por encima de todos en su memoria: la final de la Copa del Rey de 2013 frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, con triunfo en la prórroga.

"Para mí, fue el mejor momento. Fue único, porque el año anterior había perdido cuatro derbis, tres en una semana, y se había hablado mucho de que el Atleti llevaba muchos años sin ganar al Madrid. Fue todo en general. El viaje de San Rafael al Bernabéu, toda la Castellana rojiblanca, el estadio más de la mitad con nuestros aficionados cantando sin parar y de la otra parte no era sí...", rebobinó del triunfo de aquel 17 de mayo de 2013 (2-1).

"Hemos visto que era posible. Necesitábamos una gran noche y dar la vuelta a esa situación de tantos años sin ganar. Pudimos celebrar con todos los aficionados. Fue la mañana (siguiente) más feliz de mi carrera", continuó Filipe Luis, emocionado mientras ya divisa un futuro fuera del Atlético, rumbo previsiblemente al Flamengo.


Comentarios 0