Buscar

De rechazado a ser 'la gran bomba': el cambio de rol de Gareth Bale contra el órdago de Zidane

2/09/2019 - 9:35
  • Sus goles ante el Villarreal evidenciaron que puede tirar del equipo
  • La falta de fichajes y los problemas en su salida han marcado el verano
  • Zidane ha pasado de dejar clara su marcha a ponerle titular siempre
Más noticias sobre:
Foto: Reuters.

El Real Madrid 19/20 ha comenzado la temporada de la misma manera que terminó la pasada, perdido y sin poder rematar encuentros que en otras ocasiones acabarían decayendo de su lado. Sin embargo, una de las buenas noticias es el estado de Gareth Bale, quien lejos de marcharse prefirió mantenerse de blanco y demostrar que podía ser el líder que se reclamó tras el adiós de Cristiano Ronaldo. Contra el órdago de Zidane y sin fichajes galácticos, el galés es ahora su gran incorporación.

El fútbol da muchas vueltas. Traspasos cerrados que no llegan a culminarse, jugadores que se reencuentran con su pasado o situaciones que se revierten para sorpresa del respetable. Esto último es lo que le está ocurriendo a Bale, que en la campaña anterior tuvo su peor pico de rendimiento y el madridismo, harto de él, decidió condenarle a una clara despedida.

Pero cuando para directiva, técnico y afición parecía que el tiempo del '11' en el Bernabéu había terminado, éste no encontró un nuevo destino claro y permaneció otro año más. De momento, ha sido titular en los tres encuentros oficiales disputados y se ha alzado como el gran referente de los de Zidane a la espera de la recuperación de Hazard y alguna 'bomba' final de mercado.

Contra el Villarreal el galés anotó los dos tantos blancos que significaron un pobre empate. El primero, tras una buena jugada colectiva que remató él como si del mejor '9' de área se tratase y el segundo, cuando todo agonizaba echándose el equipo a la espalda en una jugada que recordó a su mejor momento de forma. Ya en los instantes finales, acabó expulsado por dos amarillas a destiempo pero sus tantos evidenciaron que es el líder que ha reclamado Zidane.

Sin Pogba, Neymar u otro galáctico, el galés ha hecho olvidar aquello de pretemporada de "si se va mañana, mejor". Fue la sentencia de un técnico cansado de su delantero, pero como en los romances imposibles, ambos estaban destinados a entenderse. Ahora caminan de la mano, con el francés dándole plenos poderes arriba para que sea junto a Benzema el faro del ataque.

Tras el parón, regresará Hazard, Bale cumplirá un partido de sanción y luego habrá que ver cómo se combinan sobre el césped. El esperado fichaje del Madrid no es otro que Bale, el jugador que tenía las horas contadas pero que debido a la complejidad del mercado de fichajes ha acabado permaneciendo en la capital y por el momento, está revirtiendo su situación para ser la estrella del equipo.


Comentarios 0