Buscar

La historia del "fichaje imposible" de Neymar por el Barcelona

2/09/2019 - 17:42
  • El jugador comunicó en junio que quería marcharse del club francés
  • El emir de Qatar, reticente a perder dinero le puso un precio: 300 millones
  • La directiva culé se vio siempre incapaz de llegar a estas altas pretensiones
Más noticias sobre:
Foto: Getty.

El culebrón Neymar ya se acabó, al menos por el momento, al comunicar el jugador que se quedaba en el PSG. Un anuncio no oficial, que sin embargo, vino a demostrar que el intento del Barcelona de recuperarle fue algo "imposible", tal y como relata Le Parisien. El diario francés cuenta en sus páginas cómo fue la operación, desde que el futbolista comunicó su intención de irse, hasta la negativa final.

Todo comenzó a principio de junio, cuando el PSG recibió, de manos de su director deportivo Leonardo, la petición de Neymar de cerrar su etapa en la capital gala. En ese momento, detalla el mencionado periódico, que los accionistas de los parisinos en Qatar se "sintieron humillados" y fue entonces cuando el emir del país y verdadero dueño del club, Tamim ben Hamad Al Thani, puso precio al brasileño.

"Neymar se puede ir, pero sólo si la oferta es enorme: 300 millones". Una cifra desorbitada pero con la que se pretendía que la inversión que se hizo en 2017 no fuese en vano y de esta forma, si Neymar quería irse dejase más dinero del que costó. Un mensaje que el presidente del PSG, Nasser al-Khelaifi trató de comunicar a los capitanes para que fuesen conscientes de la situación que tenían por delante con el '10'.

De esta forma, ya con el verano avanzado y conscientes de que 'Ney' quería marcharse, el Barcelona empezó a lanzarse a por el jugador. Sin embargo, el 13 de agosto el club blaugrana "llegó con las manos vacías" y pretendía cerrar el fichaje con Coutinho y "una pequeña cantidad de dinero". Algo que irritó al PSG, a quien además tampoco gusto que desde el conjunto español se filtrase a los medios el viaje, el lugar y la hora de reunión en París.

Días más tarde y con el Barcelona esperando un gesto del delantero que dejase claro que quería regresar, algo que no llegó porque Neymar primero quería marcharse y por ello no cerró la puerta al Real Madrid, fue su entorno el que presionó con ofertas del club blanco. Sin embargo, para la directiva de Florentino Pérez, el traspaso nunca fue viable ya que no había ninguna intención de alcanzar los 300 millones requeridos. Cantidad, que según Le Parisien, irá para Kylian Mbappé en 2020.

Descartado el Madrid, a Neymar ya solo le quedó una última intentona por el Barcelona, club que desde el PSG se sabía que era imposible que alcanzase sus pretensiones. Aún así, los franceses siguieron reuniéndose con los culés pero estos se vieron incapaces y acabaron renunciando al deseado fichaje.


Comentarios 0