Deportes

"Yo no renuncio": una carrera para reivindicar la conciliación

Madrid, 4 sep (EFE).- Muchas mujeres renuncian a su carrera profesional por la maternidad debido a los obstáculos que aún existen para conciliar la vida profesional y la familiar: denunciar esas barreras y dificultades es el objetivo de la carrera "Yo no renuncio", que tendrá lugar en Madrid el próximo 13 de octubre.

Organizada por el Club de Malasmadres, la segunda edición de "Yo no renuncio" pretende evidenciar el peso desigual que han de soportar muchas mujeres que deciden ser madres trabajadoras y reivindicar la "utopía" de "romper el muro de la desigualdad".

Son 13 los obstáculos que se evidenciarán en la prueba deportiva, de 5 kilómetros, la renuncia a la carrera profesional, los horarios inflexibles de la jornada laboral, la falta de corresponsabilidad, la perpetuación de los roles tradicionales y el techo de cristal.

También la carga mental que soportan las mujeres para llevarlo todo para delante, las tareas invisibles, el mito de la supermujer, la falta de tiempo libre y de ocio, el peso de la culpa, la responsabilidad de la educación en valores, la necesidad de compromiso social y de una conciliación que implique a todos.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, participará de nuevo en la carrera y ha contado las dificultades que siguen experimentando las madres trabajadoras, que han de hacer "encaje de bolillos" y aun así tienen la sensación de "no llegar a todo".

"¿Puedo competir en mi trabajo cuando lo que más se valora es el presencialismo? (...) La sociedad no está hecha para que podamos ser madres, podamos conciliar, y lo más importante, que podamos ser felices", ha destacado la política de Ciudadanos.

La fundadora del Club de Malasmadres, Laura Baena, ha explicado que la carrera deportiva pretender ser una reivindicación y una denuncia para que las mujeres no tengan que seguir renunciando a su carrera profesional por la maternidad y puedan conciliar, algo que aún es una "utopía".

"No sabíamos que íbamos a encontrar tantos obstáculos para llegar a nuestras metas", ha lamentado Baena, quien ha incidido en que la corresponsabilidad de los hombres es clave para la conciliación: "Sin un buen equipo en casa y en el trabajo es imposible salir adelante".

El Club de Malasmadres espera una participación de 6.000 personas en Madrid, donde el recorrido de la carrera partirá y concluirá en Cibeles y pasará por Neptuno y Atocha.

La atleta paralímpica Sara Andrés, que será la embajadora de "Yo no renuncio", ha criticado los "obstáculos mentales" que la sociedad ha impuesto a las mujeres: "Cuando te planteas que no tiene por qué ser así es cuando empiezas a producir el cambio".

Un euro de cada inscripción se destinará a la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física, que empleará el dinero recaudado en la preparación de las selecciones femeninas paralímpicas de natación, baloncesto y atletismo de cara a los Juegos de Tokio 2020.

En su primera edición, esta prueba deportiva reunió a 3.000 personas y contó con la participación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin