Buscar

España tira de oficio para romper la maldición de Rumanía y seguir con el pleno de victorias

5/09/2019 - 22:39
  • A la séptima ocasión, la Selección pudo sacar una victoria de Bucarest
  • Ramos, de penalti, y Alcácer, después del descanso, hicieron los tantos
  • Florin Andone puso emoción al partido y Diego Llorente acabó expulsado
Foto: Reuters.

La selección española ha vencido por primera vez en Rumanía (1-2), acabando con una mala racha de seis visitas sin triunfo, que además le sirve para seguir al frente de su grupo de clasificación a la Eurocopa 2020 con pleno de puntos. Los goles de Sergio Ramos, de penalti, y Paco Alcácer, nada más comenzar la segunda mitad, fueron buenos sobre el aviso de Florin Andone para una España que acabó sufriendo con diez por la roja directa a Diego Llorente y a la que salvó Kepa en el descuento.

Debut satisfactorio de Robert Moreno y paso de gigante para estar en la Eurocopa del próximo verano. Muy mal se tiene que dar la cosa para una Selección que ya aventaja en ocho puntos, precisamente a su último rival. Una Rumanía que recurrió al fortín de Bucarest, pero que esta vez cayó ante una España oficiosa cuando tuvo que trabajar. Cinco de cinco y a falta de cinco, un disparo desde los once metros y el empuje del '9' derribaron la maldición.

Tras un minuto de silencio en respeto a la hija de Luis Enrique, lastrado por los penosos ultras rumanos y sus bengalas, España arrancó incisiva en la presión arriba y fruto de un robo Alcácer, en el minuto 1, estuvo cerca de anotar. Paró Tatarusano, que de largo sería el mejor de toda la primera mitad, para volver a tener que intervenir apenas cuatro minutos después en otro remate del '9' del Dortmund.

El meta del Lyon ya había evitado dos tantos rojos en los primeros instantes y antes del minuto 15 tuvo que repetir actuaciones milagrosas para despejar, primero, un cabezazo de Sergio Ramos, y luego, un tiro cruzado de Jordi Alba. No podría sin embargo el rumano con la quinta española, tras varios minutos de dominio absoluto en la que los locales apenas salieron de su campo.

Rondando la media hora de encuentro, una buena combinación visitante en el área rumana acabaría en las botas de Ceballos, quien sería derribado fruto de un pisotón. Penalti, once metros, carrerilla de Ramos y nuevo gol del capitán que ya acumula ocho en los últimos nueve choques (de largo el mejor goleador nacional tras el Mundial).

En el continuo dominio liderado por Fabián y buscando las espaldas de los defensas siguió España y con otras dos ocasiones de Rodrigo y Alcácer, despejadas por Tataranasu, rozó el segundo antes del descanso. Un parón que llegó con un golpe de Puscas, incisivo pero muy solo arriba, sobre Busquets que dejó al del Barcelona sangrando al túnel de vestuarios.

Tras el descanso, llegó el acierto que se había escapado

Con la reanudación, los de Robert Moreno mantuvieron el plan de presión arriba hasta ahogar al rival y de un balón que le llegó a Ceballos en la frontal del área aparecería el ansiado segundo. Sin haber pasado los 120 segundos de la segunda mitad, el del Arsenal profundizó entre líneas para Jordi Alba y este cedió a placer a Alcácer para trasladar su buena racha en Alemania.

La tranquilidad para la Selección y la desesperación de un Cosmin Contra que no veía cómo crear peligro a los de rojo. Para variar su plan, eliminó a Keseru del terreno de juego e introdujo a Florin Andone, viejo conocido del fútbol español. El ex de Córdoba y Deportivo no pudo dar mayor rentabilidad y al poco de entrar, tras un centro desde la derecha y facilitado por Puscas dentro del área, encontró la primera y mejor de Rumanía. Cabezazo directo a la red ante el que no pudo hacer nada Kepa y de nuevo la presión sobre un partido que parecía completamente dominado por España.

Subieron aquí la intensidad los locales y tras 20 minutos sin muchas ocasiones o llegadas en ambos contingentes, Robert Moreno dio entrada a Oyarzabal y Sarabia (debutante esta noche) por Rodrigo y Ceballos. Por su parte, Contra metió a la joven perla de conocido apellido en todo el mundo: Ianis Hagi.

La roja de Llorente avivó a una Rumanía sin llegadas

Volvió a resultar acertado el plan de los rumanos y esta vez con Puscas como protagonista, una contra del delantero del Genk acabó con Ramos trastabiyándole y Llorente finalmente derrumbándole, al borde del área, para roja directa al de la Real Sociedad. España con 10 los últimos diez minutos y Alcácer dejando su puesto a Mario Hermoso para reforzar las líneas defensivas y sujetar el empate.

En la recta final, la Selección trató de controlar el triunfo a base de pase tras pase, pero en el descuento tuvo que recurrir a Kepa, sin trabajo hasta entonces. El meta del Chelsea desvió primero un zapatazo dentro del área tras una jugada ensayada y a la salida de un córner, después, despejó con los pies un cabezazo de Puscas con el que ya se cantaba el empate.

No hubo tiempo para más y los tres puntos se fueron como la maldición de Rumanía, con España. Ya son 15 de 15 y la Selección roza en el debut de Robert Moreno la clasificación para la Eurocopa. Ahí podría volver al Arenal Nacional, nuevo estadio derribado tras una fantástica primera mitad que salvó Tataranasu de la goleada y un segundo tiempo en el que hubo que tirar de oficio. El siguiente rival será Islas Feroe, Molinón y homenaje a Quini mediante. En Gijón, la Selección podría dar otra estocada y seguir con la revolución que inició Luis Enrique.

FICHA TÉCNICA

- RESULTADO: Rumanía 1-2 España (Andone 58')(Ramos 28' y Alcácer 46').

- RUMANÍA: Tatarusanu, Benzar, Nedelcearu, Chiriches, Grigore, Tosca, Deac (Maxim 71'), Marin, Stanciu (Hagi 62'), Puscas y Keseru (Andone 55').

- ESPAÑA: Kepa, Navas, Ramos, Llorente, Alba, Busquets, Saúl, Ceballos (Sarabia 75'), Fabián, Rodrigo (Oyarzabal 71') y Alcácer (Hermoso 84').

- ÁRBITRO: Deniz Aytekin. Mostró amarilla a Marin en Rumanía y a Ramos, Saúl y Kepa en España. Expulsó a Llorente en España.

- ESTADIO: Arena Nacional.


Comentarios 0