Buscar

Luis Suárez recupera la sonrisa en Europa para tirar abajo el plan táctico del Inter de Conte

2/10/2019 - 22:51
  • Un doblete del uruguayo sirvió para remontar el tanto inicial de Lautaro
  • Durante una hora de encuentro, el cuadro azulgrana chocó ante el italiano
  • La entrada de Arturo Vidal en el césped cambió el signo del partido
Foto: Reuters.

El Barcelona ha sumado sus primeros tres puntos en la Champions League, tras vencer al Inter de Milán (2-1). El doblete de Luis Suárez sirvió para remontar el tanto inicial de Lautaro Martínez y un entramado táctico contra el que el cuadro blaugrana chocó durante casi una hora de encuentro. El regreso al gol del uruguayo en la máxima competición, cuando más se exigían sus tantos, sirve además para alejar en tres puntos a los italianos y seguir el ritmo del Borussia Dortmund.

Las grandes noches europeas reclaman grandes héroes. Eso quizás es lo que le faltó al Barcelona en las últimas cuatro Champions y, aunque solo sea en la fase de grupos, por algo se empieza. Cuando más atascados estaban los de Valverde y el Camp Nou más recriminaba apariciones escénicas, Luis Suárez se encontró con el gol que tanto se le ha escapado durante los últimos cursos y remontó un partido que estaba muy cuesta arriba y amenazaba con hacer saltar el proyecto por los aires.

Cinco tantos había marcado el uruguayo en las últimas tres campañas europeas y dos en las últimas dos. Unos números pobres, aún se siguen escociendo lejos de la Ciudad Condal, que ya son historia del recuerdo culé. Ante el atasco que había producido Conte durante casi una hora de encuentro, Suárez vio la luz para poner primero las tablas y, a falta de seis minutos, la remontada definitiva que mantiene intacto el objetivo de ser primero de grupo y avanzar con el cartel de favorito hacia el retorno de 'La Orejona'.

Como si de un regreso al pasado se había convertido el choque ante el Inter. Los fantasmas de aquel equipo de Mourinho, que luego sería campeón de Europa, sobrevolaron el Camp Nou nueve años después y el aficionado blaugrana ya temía que alguien saltase al césped a celebrar un resultado histórico entre la lluvia de aspersores. Más ofensiva que aquella plantilla, pero igual de ordenada, fue lo que sacó Conte al feudo culé. Una defensa de cinco, tres medios bien juntos y dos balas arriba para sorprender.

Y qué mejor manera de empezar, que en el minuto dos y ante la pájara blaugrana, una falta sacada rápido y un fallo defensivo de Piqué dejaron a Lautaro Martínez en una posición propicia para hacer el 0-1. El plan ejecutado a la perfección que además iba a tener continuidad durante casi una hora. Pues en ese tiempo, el Barcelona apenas inquietó el área de Handanovic, Godín, Skriniar y de Vrij cerraron sus puertas y Barella, Sensi y Brozovic se sintieron más que cómodos en la salida del balón para servir ocasiones propicias al goleador y a Alexis. 

Rozó el segundo el cuadro 'neroazzurro' en más de una ocasión, en dos privado por el fuera de juego, y en otra más clara en una mano salvadora de Ter Stegen al cabezazo de Lautaro. Mientras, los de Valverde siguieron dormidos durante la primera mitad, incapaces de encontrar los huecos italianos y con Busquets, De Jong y Arthur incapaces de encontrar a Griezmann, Suárez y Messi.

La entrada de Vidal cambió el signo del partido

Tras la reanudación, Conte siguió ejecutando su plan a la perfección: orden, robo, salida rápida pero limpia en el toque y peligro arriba. Sin embargo, conforme avanzaron los minutos y ante el runrún en el Camp Nou, Valverde supo leer a la perfección a su rival para dar entrada a Arturo Vidal en un cambio que revolucionaría por completo el encuentro.

El chileno salió por un Busquets carente de su mejor estado de forma y en menos de cinco minutos, el Barcelona ya hubo empatado el encuentro. Fue en un centro que Suárez remató a la perfección de una volea magistral, ante la que Handanovic nada pudo hacer. El regreso del gol para el charrúa que además, iba a servir para espolear a toda la entidad culé, perdida hasta entonces.

Ahí recuperó el centro del campo el Barça, y con la salida de Griezmann (desaparecido) por Dembélé, encontró también otra alternativa para hacer daño a la ordenada defensa italiana. Una escuadra que poco a poco vio cómo las piernas ya no le empezaban a llegar por el evidente esfuerzo físico y ante ello Conte replegó a los suyos para defender al menos un empate valioso en el Camp Nou.

Pero, como del héroe iba la noche, cuando ya se apuraban los minutos finales y tras un destello de Messi, falto de ritmo pero mago cuando la toca, Suárez se quedó solo en el mano a mano para ejecutar la remontada. Cuando más se necesitaba, el gol que tanto se añoraba.

Una victoria moral, pues a este Barcelona es evidente que le siguen faltando detalles y sufre mucho atrás. Pero al fin y al cabo Europa es resolutiva y se sirve de noches con protagonismo. Como la de un Luis Suárez, ausente durante tres campañas en su cita con el gol, que recuperó su sonrisa ante un Inter perfecto en lo táctico. Tres puntos que valen oro. El camino hacia el trono sigue trabado, pero intacto.

FICHA TÉCNICA

- RESULTADO: Barcelona 2-1 Inter (Luis Suárez 57' y 84') (Lautaro 2').

- BARCELONA: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Semedo, Busquets (Vidal 52'), De Jong, Arthur, Messi, Griezmann (Dembélé 65') y Suárez.

- INTER: Handanovic, Candreva (D'Ambrosio 70'), Skriniar, Godín, De Vrij, Asamoah, Barella, Brozovic, Sensi (Politano 78'), Lautaro y Alexis (Gagliardini 65').

- ÁRBITRO: Damir Skomina. Mostró amarilla a Griezmann, Piqué, Sergi Roberto y Vidal en el Barcelona y a Barella y Alexis en el Inter. Amonestó a Conte en el banquillo del Inter.

- ESTADIO: Camp Nou.


Comentarios 1

#1
03-10-2019 / 17:21
jose
Puntuación 0

Todavía no se lo cree