Buscar

Los cuatro fantásticos y un pelotón revolucionario, a por la mejor Euroliga de la historia

3/10/2019 - 10:44
  • Tras un verano mediático, la Euroliga nunca estuvo tan cerca de la NBA
  • CSKA defiende título ante el favoritismo de Fenerbahçe, Madrid y Barça
  • Milan, Baskonia, Maccabi, Efes, Khimki, Zenit y los griegos, a por la sorpresa
Foto: Getty.

La Euroliga echa a rodar con su vigésima edición (tras dejar en nido de la FIBA) y lo hace con un curso que promete ser apasionante, por la cantidad de equipos que aspiran a ser el mejor club del viejo continente. Todavía a años luz de la NBA, sin embargo nunca el baloncesto europeo estuvo tan cerca del americano. A ello ayudan los 77 jugadores que han pasado por EEUU y que dejan 17 entidades dispuestas a asaltar el trono que defiende el CSKA. Algo que tendrá su desenlace en la Final Four de Colonia, pero antes los conjuntos pasarán por una contienda de siete meses sin predicciones.

Es imposible saber qué equipos se meterán entre los cuatro mejores de la Euroliga. Si ya difícil ha sido durante otros cursos bajo el nuevo formato, este será el cuarto año desde el cambio a liga regular, la paridad de las plantillas hace de esta edición 'la mejor'. Nunca antes hubo tantos candidatos al trofeo y nunca antes tanta expectación por un verano marcado por los fichajes mediáticos.

Defenderá corona el CSKA que se alzó en mayo de 2019 con su octavo título continental. Vitoria fue ciudad para el recuerdo de los moscovitas, pero también el fin a un proyecto ambicioso en las manos de Dimitris Itoudis. El técnico griego deberá modelar esta campaña su vestuario, del que se han caído cuatro pesos pesados. Sin Sergio Rodríguez, Nando de Colo, Cory Higgins y Othello Hunter, a Rusia ha llegado Mike James, además de los veteranos Koufos, Baker y Strelnieks y los ex del Baskonia Voigtmann y Hilliard. Ellos, junto a la permanencia del mejor jugador de la última Final Four Will Clyburn y del bloque que formaron Hines y Hackett completan una plantilla que pese a las bajas sigue aspirando a todo.

Su principal enemigo será un Fenerbahce que bajo la dirección de Zeljko Obradovic siempre es rival a tener en cuenta. El balcánico, en su séptimo año en Estambul, ha recibido para este asalto a De Colo como gran arma. Él, junto a la permanencia de Kostas Sloukas, hace de los turcos una máquina de anotar desde el perímetro que además se ha reforzado con Derrick Williams, Leo Westermann y Berkay Candan. Sobrevivir sin Nicolo Melli (que se ha marchado a la NBA) es el gran contratiempo del serbio, pero para ello tiene a un Jan Vesely monumental en la pintura y último MVP de la temporada regular.

Tras ellos, el siempre competitivo Real Madrid y el nuevo Barcelona se presentan como los otros dos favoritos. Los de Pablo Laso se han acostumbrado a vivir entre los mejores, seis Final Four en siete años (con dos ganadas), y para sobrevivir a sus carencias del año pasado, que le privaron de una final in extremis, han fichado al MVP de la última ACB. Nico Laprovittola completa el temido tridente blanco con Campazzo y Llull y además Jordan Mickey suple la baja de Gustavo Ayón para acompañar al techo de Europa, un Tavares que está considerado de lo más influyente de la competición. Rudy, Deck, Carroll, Randolph, Taylor y Reyes terminan de cerrar el vestuario que mejor se conoce de toda la Euroliga.

Un puesto, el de natural entre los mejores, que quiere recuperar el Barcelona. Tras tres años desastrosos, la sección culé ha realizado el mayor desembolso de la historia para volver a la lucha por el título y ha depositado sus esperanzas en Nikola Mirotic. El gran fichaje del verano continental, será el mejor pagado de la Euroliga, ha dejado de lado los cantos de la NBA para regresar a España pero en el bando contrario. En el Palau, el hispano-montenegrino estará acompañado de los también ex americanos Abrines, Delaney, Brandon Davies y Higgins. Un quinteto de fichajes que a la espera del regreso de Heurtel, lesionado mínimo hasta enero, completan los Tomic, Claver, Hanga, Kuric, Pangos y Oriola para hacer de ésta una de las mejores plantillas de la historia de los bicampeones.

Milan, Baskonia, Maccabi y Efes lideran los 'outsiders'

Sí menos favoritos, pero también a tener en cuenta, son los otros 14 clubes que se presentan en esta Euroliga. Con el integrante de la última final Anadolu Efes, que cerca estuvo de dar la sorpresa en el Buesa Arena, Armani Milan, Baskonia y Maccabi completan los favoritos entre los que aspiran a rebelión. Los turcos han mantenido a su bloque de la pasada edición, con Larkin y Micic como pesos pesados, y además han unido a los ex del Barcelona Chris Singleton y Tibor Pleiss para reforzar la pintura. Por su parte, los vascos se han hecho con Stauskas, Pierria Henry, Michael Eric y Polonara para apuntalar los puntos débiles y esperan el mejor nivel de Shengelia, Garino, Shields, Janning y Vildoza para sobrevivir a las bajas de Granger (lesionado por seis meses) y Poirier (rumbo a los Celtics).

Más desembolso ha habido en Milán y Tel Aviv, con dos proyectos para volver a la élite tras años de destierro. Los lombardos presentan la ilusión de Italia de volver a los primeros puestos con Ettore Messina a los mandos y la llegada, principalmente, del Chacho y Luis Scola. El español ha dado un giro en su carrera para ganar la Euroliga con su tercer conjunto y el argentino, tras un descomunal Mundial, ha vuelto a primera plana con el ansia de seguir dando lecciones a los 40 años. En los israelíes, Sfairopoulos ha recibido un ambicioso combinado que con Omri Casspi a los mandos, también ha incorporado a Quincy Acy, Hunter y Tyler Dorsey para luchar por entrar en Playoffs e intentar dar el gran susto.

Tras ellos, el Bayern de Lucic y Koponen ha incorporado al número 1 del Draft de 2010 Greg Monroe, el Khimki ha añadido a Mozgov, Jerebko, Kramer y Booker, entre otros muchos, al proyecto que sigue liderando Shved, y el Zenit presenta una nueva cara con Joan Plaza como timón de mando y Ayón, Ponitka, Albicy, Abromaitis y Renfroe como estandartes de los diez fichajes rusos.

Sin perder la pista los dos siempre presentes griegos, Panathinaikos aparece con Tyrese Rice y Jimmer Fredette como complementos de los Calathes, Papagiannis, Papapetrou y Pappas y Olympiacos deberá sostener en Euroliga un combinado que ha sufrido un gran varapalo con el destierro a Segunda División. David Blatt sigue al frente, pese a su enfermedad, con Spanoulis apurando sus últimas clases de baloncesto y Kuzminskas como principal nueva cara.

El Valencia Basket regresa a Euroliga como campeón de la EuroCup con la presencia de Colom, Motum y Ndour, entre otros, que se añaden a los Dubljevic, 'SanEme' y compañía. Por último, el siempre competitivo Zalgiris de Jasikevicius se ha reforzado con Hayes, Landale y Lekavicius, el Estrella Roja sigue a expensas de Kuzmic, pero con los fichajes de Gist y Derrick Brown y el Alba Berlin de Aito García Reneses y el ASVEL de Tony Parker cierran una Euroliga con rostros conocidos en todos los vestuarios.


Comentarios 0