Buscar

El pinchazo de los grandes fichajes de verano: un grupo de 1.200 millones de euros aún por 'romperla'

9/10/2019 - 10:01
  • Los 15 movimientos más caros del verano no terminan de cuajar
  • La inversión millonaria de los clubes aún no ha dado sus frutos
Más noticias sobre:
Joao Felix, Antoine Griezmann y Eden Hazard, fichajes más caros del verano. Foto: Reuters.

Si hay un momento en el que los equipos de fútbol se juegan su futuro es en el mercado de fichajes de verano. En los despachos, las escuadras retocan sus planteles e invierten cientos y cientos de millones de euros buscando aumentar el rendimiento y los éxitos deportivos. Aunque, una vez en el césped, es la pelota la que decide. Y, dos meses después del inicio de la temporada 19/20, la gran mayoría de las operaciones más costosas del estío no han dado los frutos esperados.

De junio a septiembre, hasta 15 futbolistas fueron traspasados por 50 millones de euros o más, sumando todos ellos un valor de 1.181 'kilos'. Casi ninguno de ellos ha podido responder todavía a las expectativas. La falta de juego, goles, minutos o incluso los resultados de sus nuevas escuadras son algunas de las razones que lo explican.

El ejemplo más claro es de Joao Felix, fichaje más caro del verano. Tras el pago de 127 millones de euros por parte del Atlético, el luso no ha conseguido destacar en el intrincado sistema del 'Cholo' Simeone, que exige esfuerzos en defensa incluso a los atacantes. Sin participación continua en el juego del equipo, el nuevo '7' rojiblanco es el jugador más sustituido en LaLiga y solo ha marcado tres goles en diez partidos.

Los otros dos grandes fichajes del verano en Europa y en LaLiga, Antoine Griezmann y Eden Hazard, tampoco han tenido su mejor inicio de temporada. El galo, que se fue al Barcelona por 120 'kilos', ha alternado buenas actuaciones con partidos totalmente en blanco. Se discute su adaptación al juego blaugrana y, en un partido de nivel como el del pasado fin de semana ante el Sevilla, no jugó ni un minuto. Su balance, tres tantos en nueve encuentros.

El belga, por su parte, tampoco ha caído con buen pie en el Real Madrid, que pagó 100 millones de euros por él. Lesionado, tardó varias semanas en debutar, y con un estado de forma cuestionado, tuvo que esperar hasta este pasado fin de semana para estrenarse como goleador. Sin confianza ni chispa, Hazard suma un tanto en seis choques.

El pinchazo no es solo cosa de atacantes. Un vistazo a los defensas de relumbrón adquiridos este verano también deja, de momento, varios 'necesita mejorar'. Es el caso de un Matthijs de Ligt criticado por sus primeras jornadas con la Juventus, en la que no ha sabido cubrir con garantías la baja de todo un gigante como Giorgio Chiellini.

La Juventus pagó por el holandés 85 millones de euros (contando las variables), misma cantidad que un Harry Maguire que está viviendo un particular infierno con un Manchester United inmerso en una crisis recurrente. El inglés, defensa más caro de la historia, lo ha jugado todo, pero ha sido incapaz de escapar a la dinámica perdedora de los 'red devils', que solo han ganado dos partidos en ocho jornadas de Premier League. Lo mismo sucede con un Aaron Wan-Bissaka que, tras el desembolso de 55 millones, se ha visto también arrastrado por la inercia perdedora de los de Solsjkaer y, además, se ha perdido los últimos partidos por lesión. Al otro lado de la ciudad, Joao Cancelo no está teniendo continuidad en un City que abonó 65 millones de euros. El luso solo ha sido titular en tres partidos de once posibles.

Por las circunstancias concretas de su nuevo club, Luka Jovic y Éder Militao tampoco han contado con un gran inicio de curso. El Real Madrid pagó por ellos 60 y 50 millones de euros, respectivamente, pero ni el brasileño ni el serbio logran hacerse un hueco. El delantero solo ha sido titular en dos partidos y no se ha estrenado, mientras que el defensa ha jugado solo tres encuentros. Ambos, sin hueco por la presencia de los pesos pesados como Karim Benzema, Sergio Ramos o Raphael Varane.

En Londres, Tanguy Ndombélé y Nicolas Pépé tienen sensaciones agridulces. Especialmente en el caso del jugador del Tottenham, que a pesar de marcar dos tantos se ha visto mermado por una lesión y por el mal momento de los de Pochettino, que pagaron 60 millones por él. Más gastó el Arsenal por el atacante costamarfileño (80, su fichaje más caro de la historia), que por el momento solo ha marcado un gol en 10 partidos después de un curso 18/19 brillante con el Lille.

El grupo de los supervivientes

Cuatro jugadores, si bien tienen margen de mejora, han escapado a la imagen gris del resto de grandes fichajes de este verano. Frenkie de Jong, por el que el Barça pagó 75 milloens de euros, está gozando de la confianza de Ernesto Valverde. Ha jugado todos los partidos y solo en uno de ellos salió desde el banquillo. Ha marcado un tanto, y lo más importante: se le ven hechuras para liderar en el corto plazo el juego de los culés.

Dos de las ventas del Atlético de Madrid de este verano también están sobreviviendo. Rodri, que costó al Manchester City 70 millones de euros, es ya imprescindible a las órdenes de un Pep Guardiola que ha encontrado su 'Busquets' en Inglaterra. Ha jugado 11 de 12 partidos e incluso ha anotado un gol. Solo el mal desempeño de los 'citizen' en la Premier podría empañar su buen inicio. También pinta a indiscutible Lucas Hernández, al que solo las lesiones le han privado de seguir siendo titular en un Bayern de Múnich que le compró por 80 millones de euros.

En Milán, el Inter adquirió por 65 millones de euros a un Romelu Lukaku que tiene más presencia en San Siro de la que tuvo con el Manchester United. El belga es una de las razones por las que la 'Bienamada' es segunda en la Serie A. Ha marcado tres tantos en ocho encuentros y es titularísimo para Antonio Conte.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.