Buscar

Salah Mejri regresa al Real Madrid tras cuatro temporadas en la NBA

14:11 - 10/10/2019
  • Firma con el club blanco hasta final de temporada tras un gran Mundial
  • Se encontraba de paso en China, toda vez que rescindió con los Mavericks
  • Junto a Tavares formará la pareja interior más alta del baloncesto europeo
Más noticias sobre:
Foto: Cordon Press.

El Real Madrid ha anunciado la vuelta al club del pívot internacional tunecino Salah Mejri, que llega procedente del Liaoning Flying Leopards chino y que firma contrato con el club blanco hasta final de temporada.

"EL Real Madrid C. F. ha llegado a un acuerdo con Salah Mejri, pívot procedente del Flying Leopards chino. El jugador queda vinculado al club hasta el final de esta temporada", anunció el club en un escueto comunicado.

Mejri, de 33 años y 2,18 metros, llega para reforzar el juego interior del Real Madrid y dar relevos de garantías en la posición de '5' al caboverdiano Walter Tavares. La duda es qué ocurrirá ahora con Trey Thompkins, que sigue apartado y aún no ha debutado esta temporada debido a su bajo estado de forma.

El tunecino llegó al baloncesto español en 2012, cuando firmó con el Obradoiro, y el verano siguiente fue reclutado por el Real Madrid. En el equipo blanco pasó dos temporadas en las que ganó una Euroliga, una Liga Endesa y dos Copas del Rey bajo las órdenes de Pablo Laso, con el que ahora se reencontrará.

Posteriormente, Mejri dio el salto a la NBA para jugar durante cuatro años en la NBA vistiendo la camiseta de Dallas Mavericks y ahora llega tras protagonizar un breve paso de apenas un mes por el baloncesto chino. En el reciente Mundial de China, el jugador de Jendouba rindió a gran nivel promediando 16,2 puntos y 10,2 rebotes por encuentro.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.