Buscar

La lucha del Atlético de Madrid contra la ansiedad

23/10/2019 - 9:52
  • El equipo rojiblanco, inestable tras un verano de reconstrucción
  • Simeone apela a la jerarquía de los futbolistas y el trabajo
  • La hinchada, impaciente: hubo pitos al equipo y a Koke
Álvaro Morata, en la banda del Metropolitano tras marcar al Leverkusen. Foto: Reuters.

Cuando anotó el gol decisivo ante el Bayer Leverkusen, Álvaro Morata recorrió la banda de los banquillos hasta llegar a Koke, pitado por un sector de la grada que, a su vez, fue duramente reprendido por el fondo sur cuando el capitán fue sustituido. El '9' se fundía en un abrazo con el '6' y escenifcaba el alivio de un equipo que no solo lucha contra los rivales, sino contra sí mismo y su ansiedad.

El problema está ahí, y Diego Pablo Simeone no se esconde. Al término de un partido que deja a los suyos algo más cerca de los octavos de Champions, el técnico del Atlético de Madrid reconoció que el tanto de Morata fue un calmante contra un problema que "es algo normal" al que su equipo trata de responder con trabajo: "El gol nos generó ese abrazo con Koke, ese hacer grupo que el grupo ya había demostrado antes en el campo".

"La ansiedad existe, pero el futbolista tiene jerarquía y personalidad y tiene que convivir con esta situación", aseguraba el 'Cholo' en rueda de prensa, y ponía de ejemplo algunos factores para poner en valor la actuación de su plantel en un "esfuerzo de concentración altísimo": la aparición de Héctor Herrera, la labor de Mario Hermoso tras la lesión de Josema Giménez o el hecho de que la defensa estuviese finalmente formada por cuatro fichajes de este verano en un duelo clave de Champions League.

La reconstrucción de un equipo que se ha visto obligado a numerosos cambios de piezas es parte de un contexto de nervios en el que el Atlético aún trata de asentarse, dejándose puntos por el camino. Simeone, salmónico, lo deja en un empate: "El equipo crece, tiene cosas buenas. Tenemos cosas por mejorar, sobre todo en los últimos metros".

A la afición también le está costando mantener la paciencia en momentos determinados. Los pitidos ante el Valencia en Liga y ante el Leverkusen, con el cambio de Koke como epicentro, llamaron la atención en un grupo que suele guardar filas con su guía espiritual. El 'Cholo' se alejó de polémicas y elogió el carácter de una hinchada "pasional, intensa y participativa".

Así, el problema para el Atlético es de fútbol y de tiempo. Un tiempo que el fútbol de alta competición no suele conceder. El gol de Morata, sin embargo, le da una tregua.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.