Buscar

La obstinación de Fede Valverde para destronar al Balón de Oro

7/11/2019 - 10:25
  • En todos los pinchazos, salvo ante el Atleti, el uruguayo estuvo en el banquillo
  • El 'Pajarito' ha conseguido romper el indiscutible trío del centro del campo
  • Zidane ha encontrado en él un recambio de Modric...pero también de Casemiro
Más noticias sobre:
Fede Valverde, en el partido ante el Galatasaray. Foto: EFE.

Hace algo menos de un año, el Real Madrid celebraba por todo lo alto el Balón de Oro de Luka Modric. El croata, que rompía así la hegemonía de Cristiano Ronaldo y Leo Messi, se alzaba como la gran figura blanca. Pero apenas 365 días después ha encontrado un digno oponente o, mejor dicho, sucesor: Fede Valverde, el hombre que ha cambiado a este nuevo Madrid de Zidane.

No es casualidad que en todos los pinchazos del conjunto blanco esta temporada, salvo ante el Atlético de Madrid, Fede Valverde no haya sido titular. El centrocampista uruguayo se ha hecho indiscutible a base de trabajo y sacrifico y ante el Galatasaray, una jugada en el minuto 60 le definió. Con 4-0 en el marcador, el 'Pajarito' se lanzó con todo ante Nagatomo para evitar la contra de los turcos y que éste se quedase solo ante Courtois.

"De Fede me ha gustado la posición final, cuando sacamos a Casemiro. Se metió defensivamente y lo hizo muy bien. Él normalmente quiere ser un 'box-to-box' pero ahí ha aguantado y lo ha hecho muy bien", definió Zidane en rueda de prensa.

El técnico galo dejó claro así que el uruguayo puede optar a ser el relevo directo del brasileño, único en la plantilla que no tiene una competencia clara, y que ahora mismo es clave en su estilo de juego. "Sabíamos que tiene calidad y había que darle la posibilidad de jugar más", completó el galo.

Junto al '14' y a Toni Kroos, Valverde ha conseguido hacerse un hueco y modificar el tridente que creó una era en el Real Madrid. En 2016 él miraba desde el Castilla, recién fichado de Peñarol, cómo Modric se iba convirtiendo en el mejor centrocampista del mundo. Tras salir cedido, con pocos minutos, al Deportivo de la Coruña, la campaña pasada entró irregularmente con Solari en el banquillo, mientras el croata recibía el galardón que le coronaba como mejor jugador.

Pero ha sido desde la llegada de Zidane, y con el notable bajón de Modric, cuando el uruguayo ha recibido el gran impulso. Luka ya sabe que este año no repetirá Balón de Oro y además, por ahora ve cómo es Fede el que saca las castañas del Madrid. "Kroos mejora con Valderde", anotó su entrenador antes de asegurar que también lo hace con Modric por su "gran calidad".

Al 'Pajarito' aún le queda mucho camino por recorrer, pero a este ritmo se vislumbra un futuro sin techo. De Modric, seguirá aprendiendo mientras compite con él por un puesto. Sin embargo, es ese estilo luchador uruguayo el que le está haciendo obstinarse por destronar al '10', aquel que hace menos de un año era el mejor jugador del mundo.


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.