Deportes

El Valencia deja escapar el tren de los octavos pero depende de sí mismo tras un partido trepidante

  • El Valencia pudo ganar el partido en el minuto 95 en una clara ocasión de Rodrigo
  • Antes, Parejo, Rodrigo y Maxi Gómez también perdonaron a los 'blues'
  • Para ir a octavos, el Valencia tendrá sacar el mismo resultado que el Chelsea
Rodrigo Moreno lamenta una clara ocasión fallada. Imagen: Reuters

Los trenes suelen pasar una vez. El Valencia tuvo no una, sino varias oportunidades claras de gol, pero ni Maxi Gómez ni Rodrigo, en dos ocasiones, fueron capaces de disparar entre los tres palos cuando Mestalla ya cantaba el gol. Ahora, y tras este empate ante el Chelsea, el equipo de Celades pierde una gran ocasión, pero por lo menos se guarda una última carta al depender de sí mismo en una última jornada de la fase de grupos de la Champions que promete ser de vértigo. Para pasar a la siguiente ronda, los chés necesitan igualar el resultado de los londinenses.

El encuentro fue muy igualado, con los dos equipos descuidando la defensa y priorizando el ataque. A los chés les faltó más contundencia en el centro del campo, y es que la baja de un centrocampista defensivo como Coquelin o Kondogbia pudo costarle muy caro a los valencianistas. Por suerte, en los últimos minutos Celades pudo tirar del francés para dotar de más consistencia a su equipo. 

La primera que tuvo el Valencia tuvo que ser gol, pero sorprendentemente Maxi, con todo a favor y tras un centro de Rodrigo, no remató mientras que el balón se coló entre sus piernas. Un minuto después, el delantero uruguayo lo volvió a intentar, pero su cabezazo no inquietó a Kepa. El Chelsea, por su parte, entraba con facilidad al área del Valencia, pero siempre se topó con un Gabriel Paulista inconmensurable. La primera parada de Cillessen llegó pasada la media hora.

Eran los mejores minutos del Chelsea. Los de Lampard por fin encontraron el último pase, pero ni Kanté, cuyo remate se fue alto, y sobre todo Abraham, que obligó a Cillessen a realizar la parada del partido, llegaron a hacer gol. Fue sin embargo el Valencia el que se adelantó en el partido en un disparo con fortuna de Soler, que hizo un extraño y despistó a un Kepa que aún así pudo hacer algo más. En ese momento, el Valencia estaba clasificado a octavos de final.

Pero poco le duró la alegría al equipo de Celades. Un minuto después Kovacic se sacó de la chistera un disparo raso que superó a Cillessen por su palo. Muy ajustado el remate del croata y el partido volvía a empezar, pero era el equipo londinense el que mejor estaba sobre el terreno de juego. A los chés no les duraba el balón y los centrocampistas regalaban demasiados balones, pero por suerte la defensa sostenía a su equipo.

El VAR, un penalti fallado de Parejo...

Tras el descanso, el Valencia salió con fe y mucho mejor respecto a la primera parte, pero sufrió un varapalo a los cuatro minutos con el gol de Pulisic. Tuvo que entrar el VAR, que por centímetros dio finalmente gol. Era el 1-2 y el Valencia necesitaba un milagro para la clasificación. Eso sí, el equipo no dejaba de creer y poco a poco volvió a contagiarse: primero con un aviso de Ferrán y después con otra ocasión clara, esta vez de Rodrigo. 

Mientras pasaban los minutos, el partido se empezaba a romper y el espectáculo fue 'in crescendo'. Esto favoreció a Pulisic, que empezó a jugar a sus anchas y sin una marca por parte de los centrocampistas valencianistas, aunque por suerte no inquietaba al área de Cillessen. Fue el Valencia el que seguía insistiendo, pero volvía a dejar escapar las oportunidades. Esta vez un penalti que Kepa le adivinó a Parejo con una estirada milagrosa. Segunda pena máxima fallada por el capitán, todo lo contrario que en el campeonato doméstico.

Minuto 73 y Celades dio entrada a Coquelin y de paso cambió el sistema a un 4-3-3. Esto permitió al Valencia controlar mejor el centro del campo y evitar las contras tan claras del Chelsea. Y le salió bien al técnico valencianista, ya que ocho minutos después llegó el empate tras un centro chut de Wass que sorprendió a Kepa y que se coló por toda la escuadra. Mestalla vibraba y se ilusionaba con la remontada que diera el pase a los octavos.

Los últimos minutos fueron memorables con un partido de ida y vuelta y donde el centro del campo desapareció por completo. No había dueño y es que una victoria de cualquiera le metía en la siguiente ronda. Primero golpeó el Chelsea, pero Cillessen evitó el tanto de Batshuayi; y después, ya en el minuto 95, Rodrigo, con todo a favor, volvía a desaprovechar una oportunidad de oro tras mandar al limbo el precioso centro de Gayá desde la izquierda. El partido terminó y muchos de los jugadores terminaron exhaustos tirados sobre el césped de Mestalla. Ahora, y si todo sigue su cauce, habrá que ir a Holanda a ganar al Ajax, y como mínimo igualar el resultado del Chelsea ante el Lille.

FICHA TÉCNICA

VALENCIA: Cillessen; Costa (Gameiro, min. 67), Garay, Gabriel Paulista, Gayá; Parejo, Wass, Soler (Kang-In Lee, min. 78), Ferran Torres (Coquelin, min. 74); Maxi Gómez y Rodrigo.

CHELSEA: Kepa; Azpilicueta, Zouma, Christensen, James; Kanté, Kovacic, Jorginho (Emerson, min. 72); Willian (Mount, min. 80), Pulisic y Abraham (Batshuayi, min. 45+1).

--GOLES:

1-0, min. 40: Soler.

1-1, min. 41: Kovacic.

1-2, min. 52: Pulisic.

2-2, min. 82: Wass.

--ÁRBITRO: Felix Zwayer (GER). Amonestó con tarjeta amarilla a Wass (min. 32), Garay (min. 53) y Gabriel Paulista (min. 87) por parte del Valencia; y a Jorginho (min. 7), Azpilicueta (min. 55), Kanté (min. 73) y Kepa (min. 78) en el Chelsea.

--ESTADIO: Mestalla.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin