Deportes

Advertencia a Londres 2012: habrá caos aéreo si no se toman medidas

Los jefes de cuatro importantes aerolíneas han avisado al Gobierno británico de que podría haber caos en los aeropuertos de Londres durante los Juegos Olímpicos, a menos que se pueda llegar a un acuerdo para abordar las preocupaciones.

En una desafiante carta a las autoridades de transporte del país, British Airways, BMI, Virgin Atlantic e Easyjet dijeron que se estaba terminando el tiempo para enfrentarse al inesperado incremento en el tráfico aéreo y a su impacto.

"Como está la situación actualmente, la industria considera que hay un riesgo significativo de severos retrasos e interrupciones en todos los principales aeropuertos de Londres, a menos que se tomen medidas urgentes", escribieron en una carta a la que Reuters tuvo acceso el sábado.

Gran Bretaña, que ya es el sexto país más visitado en el mundo, anticipa el ingreso de 700.000 visitantes internacionales durante los Juegos, que comienzan el 27 de julio.

El aeropuerto Heathrow de Londres, el más ajetreado del país, opera a un 99 por ciento de su capacidad en un día promedio, mientras que Gatwick, al sur de la capital, opera a su máxima capacidad en hora punta.

Imprevistos como las malas condiciones climáticas han provocado inmensos problemas y largas filas en el pasado. Tiendas y aerolíneas llevan mucho tiempo diciendo que Heathrow necesita una tercera pista para satisfacer la creciente demanda, medida que el Gobierno bloquea por motivos ambientales.

En la carta enviada al Gobierno, las aerolíneas destacan seis áreas de preocupación. Estas incluyen la flexibilidad del espacio aéreo para hacerse cargo del número de aviones que despegarán y aterrizarán durante los Juegos, cualquier impacto climático y el efecto de cualquier incidente de seguridad.

También se afirma que los controladores de tráfico aéreo habían presentado cinco propuestas para priorizar los vuelos en el sudeste de Inglaterra durante las Olimpiadas, pero que fueron rechazadas por la Autoridad de Aviación Civil (CAA, por su sigla en inglés).

Los firmantes escribieron que el Departamento para Transporte (DfT) británico estaba erróneamente bajo la impresión de que la industria estaba contenta con las medidas que habían sido tomadas hasta ahora. Hay un encuentro programado para el 22 de marzo entre las aerolíneas, el DfT y la CAA y la carta expresa que es vital llegar a acuerdo.

"La demora de una respuesta deja vulnerable a Reino Unido al tipo de trastorno grave que provocará daños significativos a la reputación (del país) y que serían imprudentes y temerarias", sostuvo.

comentariosicon-menuWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments