Deportes

Valdés: "No volvería a ser portero"

Valdés en su etapa en el Barcelona. Imagen: Reuters.

El portero del Manchester United y exportero del Barcelona y la selección española ha ofrecido una entrevista en exclusiva a la cadena RCN donde ha dejado, una vez más, varios titulares destacados.

"No, no volvería a ser portero", dice Víctor Valdés. Bajo palos fue campeón de Europa en tres ocasiones con el FC Barcelona, campeón del Mundo y de Europa con España en 2010 y 2012 además de ser considerado uno de los mejores porteros del mundo. Pero no le gustaba serlo.

Durante 45 minutos de vídeo, Valdés repasa su trayectoria recriminándose cómo salió del Barcelona, recordando sus mejores momentos en Can Barça o hablando del día en que su carrera se torció para siempre.

¿Volvería a ser portero?

"No, no volvería a ser portero. Es una cosa que seguramente cambiaría. Siempre he dicho que me hicieron creer que servía y por circunstancias de la vida fui subiendo hasta profesional. Y ahí tuve la suerte de que confiaron en mí. Pero no es un camino fácil y seguramente no me ha compensado los años que he sufrido con los que han ido bien"

Sobre el récord de imbatibilidad

"No me gusta recordar estadísticas. Sé que ha habido logros muy importantes (individuales), pero siempre he dicho que para mí los tres principales logros han sido las tres Copas de Europa ganadas con el Barça. No se me pasa por la cabeza anteponer un récord personal a un título colectivo".

París, siempre París

"Guardo un DVD muy especial, es un recopilatorio del evento más especial de mi carrera, la final de Champions de París. Esa es la noche de mi carrera, porque por cómo fue a partir de ahí mi carrera fue hacia arriba", dice en referencia a la final que le llevó al estrellato. Su parada providencial a Henry con 0-1 le dio vida al Barcelona. Años después regresaría como titular con España y sería clave en una victoria importante de cara a la clasificación para Brasil.

El día D

"Cambiaría el día en que me lesioné, en casa contra el Celta. La maldita jugada empezó con que el árbitro pita penalti. Creo que era Ayza Gámez, que venía de haber pitado un penalti fuera del área. Yo como capitán presiono, él lo consulta con el linier y pita libre directo. Y en esa falta cambió mi vida, porque me lesiono. Si hubiese sido penalti seguramente no me hubiese lesionado. Cambiaría que ese día yo no hubiese sido el capitán, porque sin el brazalete seguramente no hubiera ido a pedir que lo sacara del área. Nunca lo olvidaré"

La vida después de la parada fatídica

"Me fui a Alemania para recuperarle, era difícil, pero yo lo iba a conseguir sí o sí y pasara lo que pasara. Los futbolistas vivimos una vida irreal. Volvía la vida real, a pagar un café, a tocar monedas? y esa cura de humildad me ha servido ahora que he vuelto a la actividad como futbolista profesional. Yo vengo de tres meses en Augsburgo, de comprar mi billete de tranvía, de ir con muletas, de estar solo. Eso no me lo quitará nadie".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments