Deportes

(Análisis) Zapata y las chicas de rítmica aspiran a ver premiado su trabajo de cuatro años

La gimnasia español acude a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con el ambicioso objetivo de sacar por los menos dos medallas, una individual en la modalidad de artística a través de Rayderley Zapata, y otra por equipos en la modalidad de rítmica con un conjunto que quiere sacarse la espina de hace cuatro años.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La gimnasia nacional se presenta en la ciudad brasileña con una selección de cuatro gimnastas individuales (Ray Zapata, Néstor Abad, Ana Pérez y Carolina Rodríguez) y el combinado nacional de rítmica, buena opción este de volver a poner en el podio a este deporte que desde Barcelona'92 a Pekín 2008 brilló. En cambio, no habrá representación en la tercera modalidad, la de trampolín, ni por equipos masculino ni femenino de artística.

Este deporte ha dado un total de seis medallas olímpicas a España, cuatro de artística y dos de rítmica, con dos y un oro, respectivamente, pero se marchó de vacío hace cuatro años en Londres donde la selección española de rítmica se quedó al borde de un podio al que ahora aspira a subirse a modo de revancha tras un gran ciclo olímpico.

Alejandra Quereda, Lidia Redondo, Sandra Aguilar, Lourdes Mohedano, Elena López y Loreto Achaerandio se llevaron el sinsabor de un cuarto polémico puesto en la capital inglesa, del que quieren ahora tomarse la revancha tras un extenuante trabajo de cuatro años. Dirigidas por Anna Baranova y Sara Bayón, del equipo se mantienen la capitana Quereda, Mohedano, Aguilar y López, a las que se ha unido Artemi Gazevou.

Las españolas ocupan actualmente la cuarta posición del ranking de la Federación Internacional y eso les hace ser optimistas a la par que cautas sobre sus opciones en Río de Janeiro, donde saben que la competencia será muy dura y que nadie, ni siquiera las potentes rusas, puede relajarse porque el más mínimo error castiga muy duro en este deporte donde los jueces y sus puntuaciones son un dato más a tener en cuenta. En total, seis países optan a pelear por una presea.

Sin embargo, numerosas medallas internacionales en su periplo hacia Brasil afianzan las opciones de las chicas de Baranova y Bayón, que en los pasados Mundiales de Stuttgart (Alemania) se subieron al podio en el concurso general con un brillante bronce que puso fin a 17 años de sequía.

Ayudadas en sus coreografías por Rafael Amargo, ahora llegan a Río dispuestas todavía a dar un paso más en sus ejecuciones para cumplir el sueño. Igualar el oro de Atlanta'96 de Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez sería la hazaña.

Dos años antes de aquel gran éxito, Carolina Pascual, en Barcelona'92, ganaba la primera medalla olímpica para la gimnasia española, una plata en el concurso general individual. En esta competición, en Brasil, la responsabilidad recaerá sobre otra Carolina, Rodríguez, que afronta sus terceros Juegos.

La leonesa, con 30 años, será la gimnasta más veterana de todas las participantes y su principal aspiración es entrar en la final, como ya hiciese en los pasados Mundiales. A partir de ahí, liberada de presión, intentará brillar en su última cita olímpica y mejorar la decimocuarta plaza de hace cuatro años en Londres. Además, la nueve veces campeona nacional fue también diploma olímpico por equipos en Atenas 2004.

ZAPATA QUIERE EMULAR A DEFERR

En cuanto a la artística, las esperanzas recaen sobre los hombros de Rayderley Zapata. El gimnasta de origen dominicano, de 23 años, participará en sus primeros Juegos con la esperanza de volver a dar una medalla a esta modalidad que tiene en su haber los oros de Gervasio Deferr en salto (Sydney 2000 y Atenas 2004) y la plata en suelo, y el bronce en suelo de Patricia Moreno.

Y precisamente el catalán fue el mentor y descubridor de Ray Zapata, el cual quiere ahora emular a este con una medalla olímpica que se antoja complicada pero no difícil si despliega todas sus cualidades sobre el tapiz. Explosivo y potente, el hispano-dominicano no tomará más riesgos de lo necesario en busca de subir al podio.

Así, Fernando Siscar, seleccionador nacional, ha trabajado con Zapata en busca de afianzar sus puntos fuertes y dejar los elementos sorpresivos para Tokyo 2020 de cara a no comprometer las posibilidades de un buen resultado. El de Santo Domingo buscará un ejercicio 'limpio' y sin errores, pero mejorado respecto al que le dio el bronce mundialista el año pasado, el cual le permite situarse entre los candidatos y que es el objetivo que quiere repetir ahora en Río de Janeiro.

Junto a él, competirá el actual campeón de España, Néstor Abad, clasificado para Río de Janeiro gracias a a la plaza no nominativa que consiguió Zapata en el pasado Mundial. El de Alcoy debutará en una cita olímpica con la esperanza de colarse en la final del concurso general y pelear por un más que valioso diploma olímpico.

La representación la completa Ana Pérez. Lastrada por las lesiones la considerada mejor gimnasta nacional, Roxana Popa, será responsabilidad de la joven deportista sevillana, de 18 años, el brillar en sus primeros Juegos Olímpicos donde la principal misión será el meterse entre las mejores del concurso general.

FICHA.

--SEDE: Arena Olímpica.

--FECHAS: Del 6 al 11 de agosto y del 14 al 16 (Artística) y del 19 al 21 (Rítmica).

--PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA: Ray Zapata, Néstor Abad y Ana Pérez (Artística), Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar, Elena López y Artemi Gazevou (Rítmica equipos) y Carolina Rodríguez (Rítmica individual).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin