Buscar

Los Papas mueren viejos

15/10/2018 - 10:04
Foto: Getty.

He visto la película/ documental (más bien documental) sobre el Papa Francisco. La recomiendo.

-¿También a los ateos?

-También.

Yo soy ateo en marxismo y sin embargo he leído a Marx.

-¿Le gustó?

-Aprendí. Hay que leer y escuchar. El Papa Francisco escucha mucho.

-Hay que escuchar, yo escucho mucho. Hay que hablar menos y escuchar mucho –dice en la película/documental.

El Papa Francisco es un Papa encantadoramente sencillo. Y habla con la dulzura y el entusiasmo de un hincha.

-Él, claro es, como hincha de Dios.

Y de las tres tes.

-Techo, trabajo y tierra. Son mis tres tes –explica en la película/documental-. Techo, o sea hogar, familia; trabajo, que dignifica; y tierra, o sea la despensa.

También, dicho sea al paso, le gusta el fútbol:

-Me entretiene y me alivia –le confesó a Maradona.

Leo y escucho. Leo, en toda Europa, juna vez más, que Messi es omnipresente, omnisapiente, omnipoderoso.

-Wembley, la catedral del fútbol y Messi, su papa –leo.

Cabe, como piropo esplendoroso decir eso, porque Wembley, en efecto, es la catedral del fútbol, y contra el Tottenham, Messi, según muchos, hizo el mejor partido de su vida.

-Hace lo que nadie hace, ¡y cómo lo hace!

Messi, como no es político, no miente:

-Vamos a hacer cuanto podamos por ganarlo todo, pero la prioridad es la Champions.

Es su obsesión de esta temporada.

-Con permiso del Real Madrid.

Sí, porque el Real Madrid, pese a su mal comienzo, es el campeón. Lo es hoy aún.

-Lo es aún, sí, pero sin CR7.

Ah, ah, ah. Lo tengo escrito aquí: "Vender a CR7 tan barato es un regalo y un error". A pesar de sus años, CR7 es casi como Messi y casi como Alejandro Valverde. Los papas mueren viejos.


Comentarios 0