Deportes

El Real Madrid transmite buenas sensaciones en Roma y se clasifica como primero de grupo a los octavos

  • Esta vez el Real Madrid sí le echó ganas durante los noventa minutos
  • Solari sorprendió con la entrada de Marcos Llorente, que cuajó un gran encuentro
Bale y Lucas Vázquez celebran el segundo gol del Real Madrid. Imagen: Reuters

Hoy sí tocaba correr. Era día de Champions, la competición por excelencia del Real Madrid. El día del Eibar hizo reflexionar a Solari, y hoy ante la Roma el argentino ejerció por primera vez como entrenador que toma decisiones de verdad en el Real Madrid. La primera fue la de Isco, que se quedó en la grada. La segunda, Marcos Llorente, que sustituyó a Ceballos como hombre ancla en el centro del campo. Lucas estuvo en la derecha, ayudando en defensa y aportando en ataque. De esta manera se vio a un equipo que corría en los dos sentidos: adelante y atrás.

En el partido, tanto Roma como Real Madrid encararon el choque ya clasificados, gracias a la derrota del CSKA ante el Viktoria Plzen. Los primeros minutos del partido estuvieron bastante igualados y al equipo de Solari le costó entrar en el partido ante una Roma que complicó a los blancos en defensa con su presión. El dominio era por momentos para los blancos, pero no lograban finalizar con claridad las jugadas.

Las dos ocasiones más claras de la primera mitad fueron para la Roma. En primer lugar, Courtois se vistió de héroe para salvar el primer tanto con una enorme estirada a un disparo a bocajarro, como si se tratase de un portero de balonmano. En esa misma jugada, el rechace le cayó a Kolarov, cuyo misil desde la frontal se fue desviado por poco. Sin duda, una de las mejores zurdas de Europa. Y la segunda, la más clara de todo el encuentro, de Under, que con todo a favor mandó el balón a las nubes ante un Courtois ya batido. 

Tras el descanso, el Real Madrid se encontró rápidamente con el gol. Los blancos sí aprovecharon el regalo del rival y esta vez Bale estuvo acertado en el mano a mano ante Olsen. A partir de ahí, la Roma se vino abajo y el Real Madrid fue para arriba, aprovechando en todo momento los espacios que dejaba la defensa romana. 

Antes del minuto 60 el Real Madrid dejó prácticamente sentenciado el encuentro gracias a Lucas Vázquez. El gallego, de los mejores de su equipo, marcó a placer tras una asistencia de Benzema con la cabeza. Los siguientes treinta minutos fueron de dominio y contragolpe por parte merengue. Marcelo, Benzema, Bale, Kroos y Modric pudieron sentenciar el duelo, pero no finalizaron bien.

A partir del minuto 75, Solari dio descanso a algunos de sus jugadores y dio entrada a Mariano, Valverde y Asensio. Bale, Modric y Benzema fueron los sustituidos pensando ya en el importante partido del sábado ante el Valencia. Toca LaLiga. Veremos si salen con las mismas ganas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin