Buscar

Un Real Madrid a marchas se basta para doblegar al Panathinaikos

EFE
10:00 - 20/12/2018
  • Causeur fue el mejor de los blancos (14) secundado por Ayón en la pintura
  • Cuando los griegos se acercaron, Campazzo, Thompkins y Tavares sentenciaron
  • El Madrid se pone segundo en solitario (11-2) tras el pinchazo del CSKA
Foto: EFE.

El Real Madrid consiguió su undécima victoria en la Euroliga, en trece jornadas, ante un peleón Panathinaikos que nunca se dio por vencido, 89-68, con una diferencia engañosa y con un Gustavo Ayón imperial en su desempeño defensivo y como armazón del equipo.

Tras el 0-2 inicial del Panathinaikos, el Real Madrid le endosó al equipo griego un parcial de 16-0 en 5 minutos, fundiendo completamente los plomos al equipo griego.

Las dos faltas personales en el primer minuto de un alocado Thanasis Antetokounmpo no ayudaron nada, pero más que demérito heleno, fue mérito de un Real Madrid, centrado, férreo en defensa y acertado e imaginativo en ataque.

El pívot hispano-mexicano Gustavo Ayón dominó los tableros y los rebotes con claridad y calidad, y el francés Fabien Causeur puso los puntos en un cuarto dominado de punta a rabo por el equipo madrileño y que lo cerró con un claro 23-10.

El inicio del segundo parcial fue muy parecido y el Madrid alcanzó la veintena de puntos de diferencia, 32-12 (m.13), con facilidad.

El Panathinaikos pareció arrojar la toalla por momentos, pero su entrenador, Xavi Pascual, siguió moviendo sus peones en busca de la reacción de sus jugadores y de la mano de Keith Langford fue restando diferencias, 38-24 (m.16.45).

Jeffery Taylor volvió a ser el encargado del mejor tirador en pista del rival, Langford, Matt Lojeski, y, además, anotó y ayudó en el rebote. Aún así, el equipo griego consiguió alcanzar los vestuarios con un 43-31, que no le descartaba de la victoria.

Con el quinteto inicial de nuevo en pista en el inicio del tercer cuarto el Madrid recuperó la sensación de dominar el juego, 53-35 (m.23), de llevar la iniciativa más allá de aciertos y errores propios y ajenos.

La seguridad de Ayón y el trabajo del argentino Gabriel Deck siguió dando frutos y el 59-37 (m.24.30) obligó a Pascual a parar el partido con un tiempo muerto para buscar soluciones ante un Real Madrid sólido, efectivo y trabajador.

Pero de nuevo Langford y Nick Calathes, ayudados por un Georgios Papagiannis muy acertado, rescataron al Panathinaikos, que se resistió, como siempre, a salirse de un partido. Laso tuvo que parar el partido cuando a falta de dos minutos para el final del tercer acto el marcador registraba un preocupante 59-51.

Laso puso a Jaycee Carroll, inédito hasta ese momento en el partido, y a Trey Thompkins en pista para elevar el poder ofensivo del equipo, que cerró el cuarto con un 63-55, tras otro parcial para los helenos por 20-24.

Un triple de Calathes abrió el último cuarto, 63-58, pero entre Facundo Campazzo y Ayón devolvieron al Madrid a ventajas superiores a la decena de puntos, 69-58 (m.32).

Pese al empuje de Panathinaikos, el Madrid volvió a mostrarse sólido y eficaz para con un triple de Rudy Fernández volver a poner tierra de por medio en le marcador, 78-61 (m.35).

Con las ventajas de nuevo por encima de los veinte puntos, 82-61 a falta de minutos, el Madrid y su afición disfrutaron de un plácido final hasta el definitivo.

- Ficha técnica:

89 - Real Madrid (23+20+20+26): Causeur (14), Randolph (5), Ayón (8), Llull (7) y Deck (4) -equipo inicial-, Rudy (7), Campazzo (13), Tavares (11), Taylor (8), Carroll (4), Prepelic y Thompkins (8).

68 - Panathinaikos (10+21+24+13): Thomas (2), Pappas (6), Gist (1), Calathes (17) y Antetokounmpo (2) -equipo inicial-, Langford (20), Papagiannis (8), Lasme (2), Vougioukas (4), Lekavicius, Lojeski (2) y Mitoglou (4).

Árbitros: Borys Ryzhyk (UKR), Damir Javor (ESL) y Tomislav Hordov (CRO). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 9.749 espectadores.

Ricardo Molinelli


Comentarios 0