Deportes

Marcos Llorente se reivindica con Solari hasta el punto de ganarse su continuidad en el Real Madrid

  • Con el rosarino ha disputado ocho partidos, los últimos siete seguidos
  • La lesión de Casemiro le ha abierto la titularidad que ahora no suelta
  • Solari abala que pese a no jugar con otros técnicos se ha mantenido firme
Foto: EFE.

Cuando ya ha pasado poco más de un mes desde que Santiago Solari asumiese las riendas del Real Madrid, el conjunto blanco ha librado la crisis en la que se vio envuelto, pero no termina de ser el equipo fiable del pasado. Sin embargo, un hombre destaca por encima del resto, es Marcos Llorente al que la llegada del argentino le ha cambiado la vida por completo.

El mediocentro madrileño es uno de esos productos de La Fábrica que, pese a brillar en los filiales, tuvo que buscarse la vida fuera del Bernabéu. Fue en el Alavés en la 16/17 cuando en una fenomenal campaña se ganó su regreso a la capital española. Pero lo que en su día fue uno de los jugadores revelación de LaLiga y un futbolista con muchas novias, el estar al mando de Zidane le acabó condenando a la grada infinita.

En su primera temporada con el equipo blanco, Llorente disputó tan solo 20 encuentros entre los que completó siete, tres de LaLiga y cuatro de Copa (Fuenlabrada y Numancia). Fue tan escasa su participación que los rumores sobre una nueva cesión se agigantaron, pero el jugador consciente de que podría tener oportunidades con la marcha del técnico galo decidió quedarse en la Castella.

Sin embargo, la llegada de Lopetegui no cambió su condición. Llorente tan solo disputó 11 minutos con el de Asteasu, otro pobre rendimiento que le dejaba casi en las puerta de salida, ya sí, en invierno. Hasta que llegó Solari, pues con el rosarino su rendimiento se ha incrementado en pasos agigantados. 

Repercutido por la lesión de Casemiro, 'el pollo', como le apodan en el vestuario, ha entrado en los últimos tres partidos de LaLiga, los dos de Champions, otros dos en Copa y el del Mundial de Clubes. Este último ha sido su confirmación, ya que ante el Kashima Llorente dio toda una lección de fiabilidad. Actualmente es el que menos balones pierde (uno cada 14 minutos), el que más pases precisos da (94,5%) y con él en el campo el Madrid solo ha concedido tres goles (dos ante el CSKA y el del Mundial).

"Marcos está jugando muy bien. Empezó a jugar tarde pero desde que empezó se ha desempeñado como si lo hubiera hecho siempre", dijo Santiago Solari en rueda de prensa alagando el trabajo de su mediocentro. La falta de minutos no ha sido un muro para el madrileño que ahora sí, aupado en la continuidad, parece disputarle el puesto a Casemiro y todo hace indicar que seguirá en el Real Madrid para ser un jugador importante de futuro y presente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin