Buscar

El Atlético de Madrid abre el 2019 bajo el apoyo de más de 10.000 aficionados en el Wanda Metropolitano

EFE
14:22 - 2/01/2019
  • Los de Simeone han querido estar arropados ante un año ilusionante
  • Giménez fue la nota positiva de la sesión con su vuelta 22 días después

10.134 aficionados, según la cifra oficial del Atlético de Madrid, animaron e impulsaron al equipo rojiblanco para el 2019 en el entrenamiento abierto de este miércoles en el Wanda Metropolitano, con tres frentes abiertos por delante: la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones, cuya final es en su estadio.

La máxima competición europea es el anhelo persistente del club en los últimos tiempos, también el único título que le falta en su palmarés, frustrado tres veces, dos en la prórroga y una en los penaltis, dos ya en la era Diego Simeone, pero el Atlético también compite con sus opciones intactas por la Liga y la Copa del Rey.

Son los tres retos con los que inicia el año 2019 el bloque rojiblanco, que este miércoles completó el habitual entrenamiento de puertas abiertas en el Metropolitano ante 10.134 espectadores, que aclamaron a sus jugadores y a Diego Simeone y que recibieron los autógrafos suyos al término de la hora de sesión preparatoria.

En lo deportivo, en el primer entrenamiento del año -el día 1 la plantilla tuvo jornada de descanso-, el uruguayo José María Giménez ya está con el grupo, 22 días después de la lesión muscular en el gemelo que le ha apartado de los tres últimos encuentros de su equipo, ante el Brujas, el Valladolid y el Espanyol, por ese orden.

Aunque no participó por precaución en el partido final a medio campo del entrenamiento, y a la espera del pertinente alta médica, el central charrúa estará ya disponible para la visita del próximo domingo al Sevilla, al igual que Thomas Lemar, reincorporado al trabajo con el grupo desde el domingo, después de superar un golpe.

No se entrenan aun al mismo ritmo que sus compañeros ni Lucas Hernández, al borde ya del mes de baja por un esguince de rodilla, ni Filipe Luis, con una lesión muscular. Ambos, que son seria duda para el encuentro del domingo, siguieron con su puesta a punto en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, mientras el resto del equipo se entrenaba sobre el terreno de juego del estadio Wanda Metropolitano.

A la vez, aún sigue de baja Diego Costa, que se ejercitó en las instalaciones del estadio del Atlético, ya de vuelta de Brasil, dentro de su proceso de recuperación de la operación en el quinto metatarsiano del pie izquierdo. El delantero, intervenido el día 5 de diciembre, no reaparecerá hasta el próximo mes de febrero.

De momento, este miércoles inició la segunda fase prevista de su puesta a punto y "avanza en su proceso de rehabilitación y readaptación deportiva", según informó el club. "Además del tratamiento diario de fisioterapia y del entrenamiento aeróbico en bicicleta estática, se añadirá en breve un trabajo específico en piscina", añadió la entidad rojiblanca en un comunicado.

El resto de la plantilla recibió el cariño de la afición sobre el césped del estadio Wanda Metropolitano, escenario de un entrenamiento de baja intensidad, más de diversión que de carga de trabajo y que concluyó con un partido final sin atender a posiciones, con el central Stefan Savic, por ejemplo, de delantero.

Los autógrafos y el regalo de balones y bufandas a los seguidores, cuando los futbolistas se acercaron a la grada, cerraron la mañana de actividad en el Wanda Metropolitano. El domingo espera ya el Sevilla en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que marcará la vuelta a la competición del Atlético, aspirante a todo en 2019.


Comentarios 0