Deportes

Un plácido viaje a Butarque para experimentar ante la plaga de bajas

  • Solari afronta el duelo con hasta ocho hombres en la enfermería blanca
  • Cristo es el único punta, por lo que Brahim o Isco podrían ser el falso '9'
  • El Leganés quiere dar una alegría a los suyos que sirva de empuje en LaLiga
Foto: Getty.

La vuelta de los octavos de la Copa del Rey cruza a Leganés y Real Madrid en la eliminatoria, a priori, más decidida tras el 3-0 de los blancos en el Bernabéu. Butarque por medio, el 'derbi' se presenta con los dos equipos en situaciones muy dispares, pues mientras los locales buscan una última alegría ante su afición para afrontar el segundo tramo de LaLiga, los visitantes llegan con una plaga de bajas que les obliga a experimentar.

"Lo afrontaremos como un partido nuevo, con la máxima seriedad, saliendo a ganarlo desde el primer minuto", dijo Solari en la rueda de prensa previa al encuentro copero. Unas palabras con las que, pese a la ventaja de la ida, avisa de que no quiere relajaciones en los suyos que compliquen más la situación actual del Madrid.

Así, los blancos se agarran a la Copa para seguir con la ilusión viva esta temporada, antes de que llegue la Champions y con las complicaciones que está presentando LaLiga. La última, otras dos lesiones manifiestas en Benzema y Vallejo que dejan más en cuadro un vestuario con ocho hombres en la enfermería. El galo, se tuvo que retirar lesionado en el Villamarín pero apunta al fin de semana, mientras que el maño se marchó entre lágrimas del entrenamiento por su enésima baja.

Precisamente, ambos apuntaban a la titularidad para este choque, pero sus ausencias obligan a que Solari llame a los canteranos Cristo y Javi Sánchez, además de improvisar una delantera de urgencia y obligar a Varane a no rotar. Sin el francés ni Mariano, el mirlo es el único punta, por lo que Brahim podría debutar como titular de falso '9' o bien ser Isco el que comande el ataque, aunque ya pocos gestos cariñosos se esperan del divorcio entre el de Arroyo de la Miel y su técnico.

Atrás habrá menos rotaciones con Nacho acompañando al mencionado Varane y con Odriozola y Reguilón en los laterales, siempre y cuando Solari no decida dar la Copa al también cuestionado Marcelo. Junto a ellos, Keylor en portería y Luca Zidane y el juvenil Altube como segundo y tercer meta, por la baja de Courtois y la inminente marcha de Casilla, además de Casemiro, Valverde y Ceballos comandando el medio, que contará con Jaume en el banquillo, y Lucas y Vinicius en los extremos.

El brasileño, quien para Solari hay que "cuidarlo, porque demuestra su talento donde hay que demostrarlo, sobre el campo", será otra vez el gran atractivo de un Madrid que se agarra a una promesa de 18 años para ascender la cuesta de enero.

El orgullo de Butarque

Ante sí el equipo merengue tendrá a un Leganés que en palabras de Mauricio Pellegrino no ve el duelo como "una carga", sino como "un orgullo". El cuadro pepinero, conocedor de que su tiempo en la Copa se agota, se permite una última esperanza de soñar e intentar otra machada como la de la temporada pasada, pero esta vez ante su afición.

En Butarque, el Leganés se ha hecho fuerte y esta campaña solo el Villarreal ha conseguido sacar una victoria del feudo del sur madrileño. Tanto Barcelona como Atlético se vieron incapaces de ganar aquí, algo a lo que se agarran equipo y afición para darse una última alegría que sirva de plus para la salvación liguera.

El técnico argentino llega también con varias bajas como las de Szymanowski, Rolan, Santos, Carrillo, los 'madridistas' Lunin y Óscar y las dudas de El Zhar y Rubén Pérez. Sin embargo, la nota positiva podría estar en el regreso de Ezequiel Muñoz y el debut del recién incorporado Kravets.

De esta forma llegan Leganés y Real Madrid a un 'derbi' de octavos casi decidido, pero que nadie quiere perder por lo que pueda deparar el futuro. La salvación y no hurgar en la crisis están demasiado caras como para relajarse en cualquier partido.

Alineaciones probables:

Leganés: Cuéllar, Juanfran, Bustinza, Omeruo, Siovas, Kravets, Gumbau, Recio, Arnáiz, Sabin Merino y Braithwaite.

Real Madrid: Keylor Navas, Odriozola, Nacho, Varane, Reguilón, Casemiro, Ceballos, Valverde, Lucas Vázquez, Vinicius y Brahim.

Árbitro: Martínez Munuera (Valencia).

Horario: 21.30 horas.

Estadio: Municipal de Butarque, con capacidad para 12.450 espectadores.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin