Buscar

El Camp Nou se aferra a Leo Messi ante un Sevilla que ha visto en la Copa una oportunidad única

9:14 - 30/01/2019
  • El capitán blaugrana vuelve para liderar una nueva remontada en el torneo
  • El hecho de jugar la final en el Villamarín a espoleado más aún en Nervión
  • Las rotaciones culés de la ida dejaron la incógnita de qué hacer con la Copa
Messi, Banega y el 'Mudo' durante la final de la Copa 2018. Foto: Getty.

La vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey, entre el Barcelona y el Sevilla, llega a un Camp Nou que se debate entre seguir luchando por todos los títulos o mirar hacia el futuro con un posible descanso para la Champions. Eso sí, esta vez con Leo Messi al mando, el conjunto azulgrana intentará la remontada contra un equipo hispalense al que, si ya de por sí tenía motivación en este torneo, la designación del estadio para la final ha terminado de convencerlo.

El 2-0 de la ida sobre el Sánchez Pizjuán dejó muchas dudas en cómo el cuadro dirigido por Ernesto Valverde había afrontado la competición. Ante su primer rival de gran calado (tras eliminar a Levante y Cultural Leonesa) y con las lesiones de Dembélé y Umtiti, el 'Txingurri' decidió dejar fuera de la convocatoria a Messi y Busquets y sacó del once a Luis Suárez, Jordi Alba y Coutinho. Unas decisiones que dejaron en el equipo a Piqué como único líder. Sin embargo, tras el encuentro, el central dejó caer que la Copa no era tan importante.

"Intentaremos remontar en la vuelta, y si no puede ser, otro año será", unas palabras del '3' que resuenan con fuerza en la mente del aficionado culé que sí estará con los suyos para empujar en la machada. En esta primera hipótesis, la de intentar remontar, el mayor argumento será la presencia del capitán Messi. El '10' volverá al torneo del K.O., como ya hiciese para dar la vuelta al marcador contra el Levante, y espoleará a los suyos para hacer lo que mejor sabe, ganar.

Aunque por otra parte, el vestuario mira al futuro consciente de lo ocurrido las últimas tres temporadas. El desgaste físico acabó siendo una de las razones de las eliminaciones en cuartos de Champions y el club blaugrana se ha obsesionado en conseguir la 'Orejona'. Una táctica, la de caer eliminados en el torneo que han ganado los últimos cuatro años, que para Valverde, en rueda de prensa previa, no entra por ahora en sus planes.

El técnico vasco no quiso desvelar si hará rotaciones en la ida pero sí confirmo que "saldrán a por todas para que sea una noche en el recuerdo del aficionado". Por ello, junto a Leo y Cillessen, indiscutible en Copa, el vasco saldrá con Sergi Roberto, Piqué, Alba, Busquets, Rakitic y Luis Suárez, además de las dudas de Vermaelen o Lenglet y dos puestos a repartir entre Arthur, Vidal y Coutinho.

La final motiva al Sevilla

Pero para evitar que el "recuerdo" sea placentero, el Sevilla quiere asaltar el Camp Nou y confirmarse con un serio candidato al título. El cuadro hispalense, actual subcampeón, lleva sin levantar el trofeo copero desde 2010 y ha visto en esta edición una ocasión única por la designación del estadio que albergará la final.

El Benito Villamarín, casa del Real Betis, será por primera vez el campo donde se dispute el partido por la Copa, algo de lo que se quieren aprovechar sus vecinos de Nervión. Para ello, antes deberán superar a un Barcelona al que ya dieron una lección en la ida y contra el que esperan que una contra pueda dejar prácticamente sentenciada la eliminatoria.

Machín no quiere, por ahora, mirar hacia el 25 de mayo y se centra en antes "doblegar a un supercampeón" que exigirá "lo mejor de cada uno". Para aumentar la competitividad, el soriano ya cuenta con su último refuerzo, el mediocentro Marko Rog, al que ha convocado tras su primer entrenamiento, pero deberá esperar desde el banquillo.

Quien no lo hará será un Sarabia ya recuperado del susto de la ida y que en LaLiga volvió a cuajar un excelente encuentro saliendo como suplente. Al interior le seguirán los indiscutibles Banega, Ben Yedder y André Silva, además de la fiable línea que ya funcionó en el Pizjuán formada por Kjaer, Sergi Gómez y Mercado junto a Carriço y Promes, éste último cada vez más acomodado como alternativa al lesionado Jesús Navas.

Todo o nada para Barcelona y Sevilla, en un duelo marcado por las rotaciones de la ida y el llamamiento a la remontada culé. Messi vuelve para liderar a los azulgrana, mientras en Nervión ya se frotan las manos con el sueño de apostar todo a la Copa del Rey más morbosa. Pero antes todo pasa por un Camp Nou de donde saldrá un semifinalista y claro candidato a acabar como campeón.

Alineaciones probables:

Barcelona: Cillessen, Sergi Roberto, Lenglet, Piqué, Alba, Busquets, Arthur, Vidal, Rakitic, Messi y Suárez.

Sevilla: Soriano, Mercado, Carriço, Kjaer, Gómez, Promes, Amadou, Banega, Sarabia, Ben Yedder y André Silva.

Árbitro: Sánchez Martínez (murciano).

Horario: 21.30 horas.

Estadio: Camp Nou, con capacidad para 99.000 espectadores.


Comentarios 0