Buscar

La incógnita de Leo Messi en el Barcelona contra un Real Madrid resucitado

9:03 - 6/02/2019
  • Messi entra en la convocatoria pero todo hace indicar que no será titular
  • Benzema lidera a los blancos, que encadenan cinco victorias consecutivas
  • Valverde y Solari podrían sorprender a la vista del apretado calendario
Gerard Piqué y Karim Benzema pugnan por un balón durante el pasado Clásico de LaLiga. Foto: Getty.

El Clásico recupera gran parte de su esencia con un maratón de tres partidos en menos de un mes, donde Barcelona y Real Madrid se jugarán entre sí gran parte de la temporada. El primero de ellos será este miércoles sobre el Camp Nou, con la ida de semifinales de la Copa del Rey. Un encuentro en el que los culés llegan pendientes de Leo Messi, mientras que los blancos aparecen en escena en su mejor momento de forma de la campaña. Las dudas en ambos onces.

El duelo entre Barça y Madrid regresa a la Ciudad Condal tras el pasado 5-1 de la primera vuelta de LaLiga, en el que el conjunto blaugrana endosó una dolorosa 'manita' a su rival que acabó desembocando en el despido de Julen Lopetegui. Un partido que ya es historia para los blancos, ahora dirigidos por Santiago Solari, pero al que se agarran los azulgranas con el recuerdo de que aquella goleada fue sin Messi.

Precisamente, con su capitán como duda, aparece el conjunto liderado por Ernesto Valverde en las semifinales, novena edición consecutiva entre los cuatro mejores. El capitán culé sufrió un golpe en el último enfrenamiento liguero y, aunque ha entrado en la convocatoria, no se espera que parta de inicio visto el duro mes de febrero que se avecina en Can Barça.

"No soy muy partidario de tomar riesgos cuando hay muchos partidos por delante", reconoció Valverde en la rueda de prensa previa. Por esta incógnita de Messi, el 'Txingurri' cambiará su habitual 4-3-3 por un 4-4-2 donde Kevin-Prince Boateng podría reaparecer para formar pareja junto a Luis Suárez, gran protagonista del último Clásico al anotar un hat-trick. Bajo aquel recuerdo, el uruguayo liderará el ataque blaugrana para seguir siendo un quebradero de cabeza en la defensa blanca.

Una defensa, la del Madrid, que ya ha recuperado todos sus efectivos y que cada vez se muestra más sólida, al igual que el resto de las líneas. La mejoría del vestuario merengue es evidente en los últimos encuentros, con cinco victorias seguidas que han servido para encerrar la crisis deportiva y relanzar una temporada que amagaba con terminarse en enero.

"La forma de afrontar la eliminatoria debe ser igual que las anteriores o que los partidos más recientes", reflejó Solari en la rueda de prensa previa. Como en los últimos años, el cuadro de la capital coge su mejor estado de forma cuando se aproxima la Champions y en esta campaña ha servido para relanzar al equipo en Copa del Rey. El torneo del K.O. ha sido el clavo ardiendo al que se ha sujetado la plantilla para superar las emergencias de la enfermería y sobre el césped y con ello regresar a semifinales cinco temporadas después.

Uno de los grandes culpables de esta reacción es un Karim Benzema que se ha echado el equipo a las espaldas, hasta aparecer en el Camp Nou con una de sus mejores rachas goleadoras desde que viste de blanco. El galo lleva seis tantos en cuatro partidos, en todos ha visto puerta, reivindicando su posición como referente del Madrid.

Los onces, cargados de dudas

Pero además del duelo de los delanteros, tanto Valverde como Solari (debutante en los banquillos del Clásico) deberán solventar sus incógnitas para completar sus equipos titulares. Mientras que el extremeño está condicionado por la espera con Messi, el argentino se enfrenta a tres dilemas entre el estado de forma y la experiencia.

En el Barcelona, confirmadas las bajas de Ousmane Dembélé, Jasper Cillessen y Samuel Umtiti, siendo los dos últimos reemplazados por Marc-André ter Stegen y Clément Lenglet, el once estará formado por Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets, Ivan Rakitic y el mencionado Suárez. De esta forma, las posiciones de lateral derecho, mediocentro y dos acompañantes en ataque quedarán en el aire hasta última hora.

Con ello, en el carril diestro Sergi Roberto y Nélson Semedo lucharán por la última plaza defensiva, con mayor ventaja del portugués, mientras que Arthur Melo y Arturo Vidal pujarán por ser el tercer medio, con todo a favor del brasileño. Por último, entre el propio Vidal, Malcom, Boateng y Philippe Coutinho saldrán dos puestos que llevan hacia éste último, necesitado de una gran actuación, y el ghanés, siempre y cuando Messi no fuerce.

Por su parte, en un cuadro visitante que ya ha recuperado a todos sus hombres, Solari ha cribado a Álvaro Odriozola, Fede Valverde, Jesús Vallejo y Brahim Díaz. Isco, por supuesto, será duda. El malagueño, ha dejado de ser habitual y se ha visto relegado por el empuje de los nuevos talentos, entre los que destaca Vinicius Jr. 

El delantero brasileño ha ido creciendo al son del equipo con un juego alegre y dinámico con el que ha inyectado la ilusión necesaria a su afición. Este cambio radical que ha generado, le lleva hasta las puertas de la titularidad en el Clásico por un puesto que luchará con Gareth Bale, el jugador que estaba llamado a liderar el Madrid post-Cristiano, pero que no ha cumplido con las expectativas y todo hace indicar que no formará de inicio tridente junto a Benzema y Lucas Vázquez.

Además del duelo Vinicius-Bale, el técnico rosarino deberá decantarse por Casemiro o Marcos Llorente, teniendo más peso la participación del brasileño acostumbrado a estos encuentros y a ser pareja de Luka Modric y Toni Kroos, y entre Marcelo o Sergio Reguilón. La duda en el lateral izquierdo también se plantea difícil ante el estado de forma del brasileño, siempre dispuesto a desequilibrar partidos en ataque pero falto de su mejor momento defensivo. Sin embargo, el canterano madrileño ha ido ganando peso con los últimos encuentros y podría ser la gran sorpresa de Solari, aunque la falta de experiencia y el haber jugado el último choque liguero juegan en su contra para ser la última pieza atrás junto a Sergio Ramos, Raphael Varane, Dani Carvajal y un Keylor Navas que vuelve a una cita importante.

Así llegan Barcelona y Real Madrid a un nuevo Clásico que, como el resto, no se parecerá a ninguno anterior. Con la previa protagonizada por las dudas de unos en jugadores importantes tocados y en el estado de forma en otros, culés y merengues se ven las caras en el primero de tres duelos de donde saldrá un finalista de la Copa del Rey, un equipo lanzado en LaLiga y un club con dinámica positiva en Champions. El Camp Nou será el escenario de debate entre la mente por lo que se viene y las emociones por el rival.

Alineaciones probables:

Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Arthur, Coutinho, Boateng y Suárez.

Real Madrid: Keylor, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema.

Árbitro: Mateu Lahoz (valenciano).

Horario: 21.00 horas.

Estadio: Camp Nou, con capacidad para 99.000 espectadores.


Comentarios 0