Buscar

Así será el Mundial de baloncesto 2019: sorpresas, decepciones y el papel de España en las ventanas FIBA

26/02/2019 - 16:10
  • Montenegro y República Checa debutan; Túnez y Jordania se reafirman
  • El nuevo sistema se cobra las ausencias de Eslovenia, Croacia y México
  • Scariolo ha resuelto la fase con 29 jugadores y el liderazgo de Colom
Foto: @FIBAWC.

El Mundial de baloncesto 2019, que tendrá lugar en China del 31 de agosto al 15 de septiembre, ya se ha configurado, a falta del sorteo de grupos, con sus respectivas 32 selecciones. Llama la atención que será el torneo con mayor participación de países desde su creación, un hecho que ha favorecido a algunos equipos para meterse por primera vez en un Mundial, pero que también ha producido decepciones como consecuencia de las llamadas ventanas FIBA. En cuanto a España, será la décima vez que la Selección compita por la Copa del Mundo.

El todos contra Estados Unidos (que buscará su tercer oro seguido y el sexto de su historia) que se disputará en China ya tiene forma, a falta de saber cómo se configurarán el próximo 16 de marzo las selecciones. Con las últimas clasificaciones tras el cierre de las ventanas, la FIBA ha cerrado una fase de acceso muy polémica pero que desde su dirección califican de "éxito".

El habitual pase por campeonatos continentales, Juegos Olímpicos e invitaciones ha originado en torneos regionales sin grandes estrellas, por el hecho de coincidir las ventanas con los campeonatos de clubes (sobre todo NBA y Euroliga), que ha dejado grandes diferencias respecto a pasados Mundiales. Además de ser la Copa del Mundo con mayor número de participantes, habrá dos países que se estrenen y tres grandes ausencias.

Sorpresas

Por primera vez en su historia República Checa y Montenegro disputarán un Mundial de baloncesto. La clasificación de los dos europeos ha sido la mayor de las reivindicaciones al apear, entre otros, a Finlandia (estuvo presente en la edición de 2014) y Letonia (con presencia de los hermanos Bertans, Janis Timma y Kristaps Porzingis en el EuroBasket 2017). Los combinados dirigidos por Ronen Ginzburg y Zvezdan Mitrovic podrán contar en la cita de China con el NBA Tomas Satoransky o el pívot del Valencia Basket Bojan Dubljevic, liderando sus ansiados estrenos.

Pero además de ellos, Polonia regresa a un campeonato del mundo tras estar por última vez en 1967 y con el liderato del alero del Unicaja Adam Waczynski. El ACB ha sido la principal baza para sobreponerse a la época post Gortat con una clasificación heroica en la que han echado, entre otros, a Croacia.

Dejando de lado los resultados europeos, que también han propiciado el regreso de Alemania, Rusia e Italia, en la clasificación africana ha destacado la segunda participación de Túnez, tras estar en 2010, confirmando al combinado que ya ganó el AfroBasket 2017, el buen estado de forma de Nigeria, presente en los JJOO 2016, y la campanada de Costa de Marfil, tras apear a Camerún sin sus NBA por la diferencia de puntos favor/contra.

Además, en Asia, Japón y Jordania se han aprovechado del aumento de selecciones para volver tras estar en 2006 los nipones, por ser anfitriones, y en 2010 los jordanos, en lo que fue su debut. Mientras que en América, Canadá y Venezuela presentan dos alternativas a dar alguna que otra sorpresa en China.

Decepciones

Pero si por algo han destacado las ventanas para la opinión pública es para apear a selecciones que mediante la anterior vía habrían estado en el Mundial. Eslovenia, vigente campeona de Europa y con el mayor talento joven del baloncesto en sus filas, Luka Doncic, será el gran ausente del campeonato. Sin el de Dallas Mavericks, sumado al retiro de Goran Dragic y otras bajas por NBA o Euroliga, Rado Trifunovic no ha podido levantar al equipo y ha confirmado la mayor de las decepciones, que además está también prácticamente fuera de los Juegos Olímpicos de 2020.

Pero si fuerte ha sido el golpe de los balcánicos, no se quedan lejos sus vecinos croatas. Uno de los países que se había acostumbrado a estar en todas las grandes citas, es el único de Río 2016 que no estará en China, también ha sido mermado por las bajas de sus hombres fuertes. Croacia se ha visto incapaz durante todas las ventanas y solo ha podido sumar cuatro victorias sin los Hezonja, Bogdanovic o Saric. Además, Ucrania y la mencionada Finlandia, sin Markkanen, son las otras dos europeas que se caen de la cita de 2014.

Una edición donde también estuvo México, la tercera gran decepción. Los centroamericanos han perdido el liderazgo del madridista Gustavo Ayón y con una selección joven han sido incapaces de imponerse a cruces muy duros con EEUU, Argentina y Puerto Rico. Los que fuesen terceros del último FIBA América no darán la guerra que acostumbran en otros Mundiales, como tampoco lo podrán hacer Islas Vírgenes. Los cuartos en la copa americana de 2017 y una de las selecciones que más suele sorprender, esta vez solo ha conseguido tres victorias, por lo que su bagaje es insuficiente para la clasificación.

Por último, en el bando africano, Marruecos, cuarta del campeonato africano 2017, también ha sido incapaz de sobreponerse a las ventanas y se suma así a Egipto, selección que estuvo en el último Mundial, y a Camerún en las decepciones. En éstos últimos había depositadas muchas esperanzas de clasificación por ver a Joel Embiid y Pascal Siakam ser una de las zonas más temidas en China, pero su ausencia ha sido demasiado para un bloque que sin sus dos NBA no tiene jugadores de alto renombre.

El papel de España

Por último, cabe destacar el sobresaliente trabajo que han realizado todos los jugadores convocados por España a lo largo de las ventanas. Hasta 29 nombres han sido citados por Sergio Scariolo para suplir el 'papelón' de relevar a la mejor generación de la historia de la Selección y donde solo Sergio Rodríguez y Juancho Hernangómez han contado con categoría NBA. Eso sí, su presencia ha sido más testimonial que de liderazgo.

El peso fuerte del grupo ha recaído sobre jugadores experimentados como Quino Colom o Fran Vázquez, pero también sobre una segunda línea que promete guerra en el futuro con Dario Brizuela y Jaime Fernández como grandes estandartes. Sin ninguna duda, las diez victorias y solo dos derrotas demuestran la buena base española y que además de los habituales 'ÑBA' hay un trabajo en la sombra de primer nivel.

El miedo por las ventanas en la FEB ha sido resuelto con garantías y ahora Scariolo tendrá un 'problema' mayor para confeccionar el grupo de convocados que viaje a China. Allí, España acudirá por décima vez a un Mundial con el objetivo de conseguir ganar a EEUU para redondear una época dorada, pero con la mente puesta en las medallas y el recuerdo del oro de Japón 2006. Sergio Llull será el líder que aspire a borrar su mal recuerdo de la lesión que le apeó del EuroBasket 2017, mientras que los Ricky, Marc, Willy y Juancho deberán confirmar su presencia con sus franquicias y habrá que esperar hasta última hora para resolver la eterna duda de Mirotic o Ibaka, con el estado de Pau Gasol y su último Mundial como peso de importancia dentro del vestuario.

Las 32 selecciones clasificadas

Anfitrión: China.

África: Angola, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal y Túnez.

América: Argentina, Brasil, Canadá, República Dominicana, Puerto Rico, Estados Unidos y Venezuela.

Asia: Australia, Irán, Japón, Jordania, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Filipinas.

Europa: Alemania, España, Francia, Grecia, Italia, Lituania, Montenegro, Polonia, República Checa, Rusia, Serbia y Turquía.


Comentarios 0