Buscar

Un Clásico para mantener LaLiga abierta o anticipar el alirón

9:30 - 2/03/2019
  • Los nueve puntos de ventaja y el 5-1 de la ida hacen remota la remontada
  • Sin embargo, una victoria local acercaría a los blancos y al Atleti al liderato
  • Los blaugranas son conscientes del golpe moral que pueden ocasionar
Foto: Getty.

Cuarto y último Clásico de la temporada, con respeto de un hipotético cruce en Champions League. Real Madrid y Barcelona se miden las caras por tercera vez en menos de un mes para determinar el futuro de LaLiga. Con más que tres puntos en juego y a la vista de lo que se les viene encima a ambos en Europa, la distancia entre ambos hace que una victoria blanca deje un resquicio de esperanza a éstos y al Atlético de Madrid, mientras que un triunfo blaugrana podría provocar un amago de alirón.

Siempre hay algo en juego en el Clásico del fútbol español. Negarse a ello es engañarse y ya se vio la pasada temporada, con LaLiga sentenciada, cuando a ambos les fue la vida en ganar a su eterno rival. La patronal española movió el partido alejándolo de fechas próximas al fin del campeonato, para evitar que el título ya tuviese dueño y dar al encuentro más emoción. Pero los pinchazos del Madrid y la regularidad del Barça han acabado por instaurar en marzo un órdago al trofeo. Sin embargo hay muchas cuentas pendientes.

Los nueve puntos de diferencia y el 5-1 de la ida a favor de los culés hacen remota la remontada merengue, manual de las gestas heroicas a parte. Pero, es cierto que una victoria de los de Santiago Solari daría algo de esperanza a un campeonato que está muy cerca de convertirse en la vigésimo sexta corona azulgrana. Con el Atleti a ocho puntos, un encuentro pendiente entre ambos, y la posibilidad de algún pinchazo en las doce jornadas restantes, el Santiago Bernabéu es el resquicio de mantener la pelea por el liderato viva.

Además, El Clásico servirá para desempatar el histórico duelo entre ambos en su 242 enfrentamiento. La era Leo Messi ha conllevado que en Can Barça sea más natural ganar a su eterno enemigo y más en la capital, donde hasta diez encuentros en la última década se han decantado para el bando dirigido, ahora, por Ernesto Valverde. Con 95 victorias cada uno, éste podría significar el dominio de los catalanes tras 87 años bajo el mando madrileño.

El positivismo contra el golpe moral

Un duelo que llega tres días después de que el Madrid hiciese uno de sus mejores partidos en la temporada, pero se viese lastrado por la falta de efectividad de cara a portería. La eliminación copera, tras dos partidos en los que hizo más por meter que el Barça, ha dejado tocados a los de un Solari que, sin embargo, se mostró "positivo" en la rueda de prensa previa por "solo recibir dos disparos" de su contrincante.

"Estamos bien, le pusimos todo nuestro empeño, queríamos estar en esa final, pero ya está. Estamos otra vez de pie y pensando en el partido, todos muy metidos y con muchas ganas", reconoció el argentino que solo tiene a Marcos Llorente, lesionado, y Nacho, expulsado, como bajas seguras y podría rotar pensando en el duelo del martes ante el Ajax. Con una posible vuelta de Isco a la convocatoria, las dudas sobre el estado de Varane y el intentar reenganchar a Marcelo y Bale para la causa, Odriozola y Ceballos pueden aparecer como cambios respecto al once de Copa, donde Courtois volverá al once.

Por su parte, desde el cuadro visitante llegan confiados tras meterse por sexto año seguido en la final del torneo del 'K.O.'. La efectividad mostrada en la vuelta, que supuso el 0-3 final, ha llenado de fuerza a los de Valverde, reconocedor, en la rueda de prensa previa, del "golpe moral" que podría suponer volver a ganar al Madrid.

"Queremos seguir en esa inercia pero ellos pueden quitarse el mal sabor de boca de la eliminación. Hubo momentos en el primer tiempo en que no estuvimos bien, ellos nos llegaron con peligro y nosotros no conseguimos trasladar ese peligro, nos faltaron cosas", aclaró el 'Txingurri'. El extremeño tiene menos dudas en el once, puesto que no tendrá encuentro entre semana, y la vuelta de Arthur y Umtiti al once podrían ser los únicos cambios respecto al choque copero.

Esperanza o ensayo de alirón. LaLiga se juega un órdago sobre el Santiago Bernabéu con Real Madrid y Barcelona cerrando un carrusel de enfrentamientos. Un Clásico siempre tiene algo en juego, pero esta vez, más que tres puntos está sobre el aire la condición moral que podría dejar a ambos para lo que resta de temporada. Cuando te ves las caras contra tu máximo rival, todo es diferente y una victoria puede relanzar el éxito y una derrota anticipar el funeral. Antes de centrarse en la Champions, blancos y culés saben que deben pasar el duro trago que exige el Santiago Bernabéu.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Courtois, Odriozola, Ramos, Casemiro, Marcelo, Ceballos, Kroos, Modric, Vinicius, Bale y Benzema.

Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Arthur, Dembélé, Messi y Luis Suárez.

Árbitro: Undiano Mallenco (navarro).

Horario: 20.45 horas.

Estadio: Santiago Bernabéu, con capacidad para 81.000 espectadores.


Comentarios 0